Manzanilleros honran al Bárbaro del Ritmo

Share Button
Por Roberto Mesa Matos | 21 febrero, 2017 |
0
Rogelio Blanes y Lino Borbolla junto a Hilda Moré, hija de Beny Moré / FOTO Gustavo Cuba
Rogelio Blanes y Lino Borbolla junto a Hilda Moré, hija de Beny Moré / FOTO Gustavo Cuba

Manzanillo.- La luna, la brisa, el mar y las estrellas fueron testigos excepcionales del homenaje hecho canción la noche de este domingo para el más grande de los soneros cubanos.

Una amplia representación de niños, jóvenes y adultos manzanilleros acudieron frente a la estatua que en bronce perpetúa la figura del Beny Moré, en el malecón de la ciudad del Golfo de Guacanayabo, justo en el aniversario 54 de la muerte del hijo más querido de Santa Isabel de Las Lajas.

La gala artística por la efemérides devino en repaso de la vida y obra musical del Bárbaro del ritmo, uno de los más trascendentales músicos cubanos, quien por su amplio registro vocal y la innata capacidad para componer se colocó en el cima de la cultura sonora nacional.

Mucho corazón, Corazón Rebelde, Yo no fui y Amor Fugaz, resultaron los temas escogidos por intérpretes locales para la ocasión, a quienes acompañaron el grupo Cubamanos y los bailarines y bailarinas de la compañía Original Dance.

“Estoy muy feliz de compartir esta emocionante noche junto a ustedes”, manifestó en breve intercambio con la prensa Hilda Moré Ponce, hija del Beny, y quien acude a los actos conmerativos junto a su hijo Guillermo Samada Moré y otros familiares.

“Tengo un orgullo muy grande de llevar este inmenso apellido, porque a cualquier ciudad que llego me acogen con tanto amor y dulzura que me llena de regocijo, y mi padre en vida supo cosechar esos sentimientos.”

Con visibles lágrimas en los ojos, Hilda dice que “en Cuba hay muchas estatuas que enaltecen la figura de mi padre, pero esta es especial porque se acerca mucho a sus rasgos faciales.”

“Para Beny el pueblo era su vida, y disfrutaba mucho verse rodeado de personas de todas las edades. Estuviese muy feliz de la manera en la cual todos los recuerdan hoy.”

A la gala asistieron José Enrique Remón Domínguez, presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular; Manuel Olivera Álvarez, presidente del Comité Municipal de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en el territorio, entre otros dirigentes y personalidades del ámbito cultural granmense.

El programa manzanillero de recordación al Sonero Mayor incluye, hasta el próximo miércoles, varios encuentros entre amigos, visitas a sitios de interés histórico, social y cultural, así como a escenarios vinculados con la presencia de Beny Moré en la ciudad del Golfo entre ellos la antigua Sociedad Maceo y el otrora Cayo Confites.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *