Mara y Pancho

Share Button
Por Valia Marquínez Sam | 8 julio, 2016 |
0

Avestruz y BurroMara y Pancho son nombres comunes. Lo novedoso de los motes es que los nuevos designados son un avestruz y un burro, respectivamente, llevados a vivir en cautiverio, hace muy poco tiempo, al Parque Infantil Bartolomé Masó Márquez de la suroriental ciudad de Manzanillo.

El ave es aún muy joven por lo que ha sido difícil definir su sexo, mientras el cuadrúpedo, continúa la herencia de los predecesores con su denominación y ambos son adaptados a un régimen de vida, desconocido para ellos.

Desde la llegada al zoológico, estos ejemplares han acaparado la atención de los visitantes, sin distinción de edad, quienes se acercan hasta las jaulas de ambos buscando “hacer migas” con los animales.

La exhibición de Mara y Pancho responde a un programa inversionista, ejecutado por la Unidad Presupuestada (UP) de Servicios Comunales en el parque infantil, desde mayo último.

Veinte obreros conforman la brigada de Astilleros del Golfo (ASTIGOLF) cuyas acciones constructivas en el lugar incluyen la sustitución del techo y las mallas de las jaulas, la reparación de los baños, la pintura general de la instalación y la nueva imagen del carrusel los caballitos, el cual figurará entre los atractivos del recinto. Al equipo le será colocado un piso plástico, combinado con los colores verde, azul y rojo.

Con el presupuesto asignado al parque infantil para el 2016 y el financiamiento del Poder Popular Provincial, la inversión superará los 68 mil pesos iniciales al continuar las labores en una segunda etapa a comenzar en el mes de septiembre y cuyo fin será las mejoras de los pisos, pasillos y accesos, así como la creación de El Chapoleteo.

Al decir de Caridad Jorge Riera, Jefa de Departamento de la UP, “la nueva área simula una pequeña piscina sobre la que caen continuos chorros de agua y con la que se ha estancado los infantes “arman” el chapoleteo. Esta es una opción puesta en práctica en algunos territorios granmenses con muchos adeptos en el verano”.

La exposición de peces ornamentales regresará al parque a través de los vínculos que hace la dirección con los piscicultores locales y otros trabajadores no estatales, dedicados a la confección de todo tipo de acuarios.

El 2016 será un año de reanimación total para el Bartolomé Masó Márquez que ha comenzado el semestre con nuevos inquilinos. Mara y Pancho ofrecen un panorama distinto y divierten con sus instintivas reacciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *