Marcha con buen paso filial de Asociación de técnicos azucareros en Granma

Share Button
Por | 1 marzo, 2016 |
0
Toda acción  en las reparaciones o  la propia zafra cuenta con la asesoría de los  técnicos azucareros FOTO / Rafael Martínez Arias
Toda acción en las reparaciones o la propia zafra cuenta con la asesoría de los técnicos azucareros / FOTO  Rafael Martínez Arias

La filial de la Asociación de Técnicos Azucareros de Cuba en Granma, marcha con paso regular y seguro según quedó evidenciado en el análisis de la labor desplegada en 2015.

Los técnicos azucareros de esta suroriental provincia cumplen cabalmente los acuerdos emanados de su Cincuenta congreso, entre ellos la implementación del sistema contable, intenso trabajo con la capacitación, de conjunto con la Empresa Azucarera local para la atención a las plantaciones, maquinaria agrícola y fabril durante la etapa de reparaciones y en plena zafra azucarera.

Asimismo funcionan de manera estable los círculos de interés cañero-azucareros en estrecha coordinación con el Ministerio de Educación y otras instituciones y consolidan la labor de la cátedra Álvaro Reynoso (insigne sabio cubano, descollante en los aportes sobre el cultivo de la caña de azúcar) que se extiende hasta la Universidad de Granma y el instituto politécnico José Costa Velázquez, adscripto a l central azucarero Arquímides Colina, de Bayamo.

Otros acuerdos del quincuagésimo congreso son cumplidos parcialmente como la recuperación de la casa del técnico en Bartolomé Masó, Roberto Ramírez Delgado y Arquímides Colina y trabajan para concretarla en las filiales de Enidio Díaz Machado y Grito de Yara que carecen de ellas.

Dichas casas son vehículo idóneo para el intercambio social y profesional de los técnicos además de brindar momentos de esparcimiento.

Una dificultad urgida de respuesta es la formación de las imprescindibles bibliotecas técnicas en la base, al respecto Rudy Labrada Frutos, presidente de la Atac en Granma, quien desde los años 80 colecciona la revista especializada de la Atac y cuanta literatura recibe asegura que la publicación puede ser el inicio para formar la bibliotecas; esa instancia tiene sólidos fondos además de mucho material en formato digital enviado a las filiales de base mediante coreo electrónico por lo que aconseja la creación de un archivo digital.

Uno de los temas más debatidos fue la celebración del Día del Técnico que no debe obviarse bajo ningún concepto, según expreso Eduardo Lamadrid, máximo directivo de la Atac en Cuba, pues aunque filiales como las de atención a productores de Niquero, Campechuela, y Grupo de extensión agrícola los cumplen de modo religioso otras no le conceden la debida importancia.

El día del técnico permite analizar el banco de problemas de cada unidad de base e implementar soluciones con responsabilidades personales sobre cada dificultad.

Como afirmara Lamadrid: “No hay acción en la preparación o en la propia zafra en la que no están presentes los técnicos azucareros.

Durante la cita fue reconocida la labor de la filial de base del Centro de Reproducción de Entomófagos y Entomopatógenos (CREE) Arquímides Colina obtuvo mención en la más reciente edición del concurso nacional Álvaro Reynoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *