Más granmenses al empleo

Share Button
Por Sara Sariol Sosa | 17 febrero, 2017 |
0
FOTO/ Luis Carlos Palacios
FOTO/ Luis Carlos Palacios

La provincia de Granma logró emplear en el 2016, a 17 mil 284 personas, alrededor de dos mil 300 más que en el año precedente.De ese universo, la mayor cifra de empleados (86 por ciento) fue a desempeñarse en las organizaciones fabriles y de servicios estatales, el nuevo por ciento lo hizo en el trabajo por cuenta propia, y el resto en otras actividades del sector no estatal.

Entre los segmentos de incorporados sobresalen los desvinculados, que se insertaron en la etapa en número superior a las siete mil 300 personas. La segunda mayor cantidad de puestos se dispuso para graduados como obreros calificados, seguidos de jóvenes licenciados del servicio militar.

Técnicos medios, graduados de nivel superior, egresados de escuelas especiales, y personas que extinguen sanción en libertad, entre otros, también se incorporaron a las ofertas del período.

En sentido general, la provincia mostró en la etapa una mejor gestión de empleo, que para los diferentes procesos alcanzó a todos los municipios, con menores resultados en Bayamo,  capital provincial, y la costera localidad de Media Luna.

Esta semana, durante la evaluación de todo el quehacer realizado en el 2016 por la Dirección de Trabajo y Seguridad Social en Granma, Martha Elena Feitó Cabrera, viceministra primera de esa actividad en el país, insistió en que, a pesar del incremento de personas ubicadas laboralmente, todavía es posible y conveniente intencionar más no solo el empleo, sino también los planes de formación.

Eso que se denomina calidad del empleo, presupone que los especialistas, técnicos y obreros que se formen, respondan objetivamente a una correcta demanda hecha de antemano por las entidades, análisis en el cual persisten deficiencias.

A manera de ejemplo, mencionó incumplimientos de programas constructivos y agrícolas, que son justificados muchas veces con la falta de fuerza de trabajo, lo que evidencia las reservas en el mencionado diagnóstico, un análisis que debe ser perspectivo y preciso, y en el cual deben comprometerse todas las entidades, instituciones y demarcaciones.

Ese examen alcanzará, también, al trabajo por cuenta propia, toda vez que las actividades que se aprueben satisfagan las necesidades de prestaciones particulares de cada lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *