Por más responsabilidad y menos descuido

Share Button
Por María Valerino San Pedro | 7 abril, 2020 |
0
FOTO/ Luis Carlos Palacios

Yohana tiene solo 4 meses de nacida, y tiene su nasobuco. Ella y su mami, asistieron a su área de salud, perteneciente al policlínico Bayamo, en la fecha establecida para la vacunación, y lo hicieron totalmente protegidas contra la pandemia del momento, el nuevo coronavirus, Covid-19.

Ojalá y casos como este, de responsabilidad materna y personal, se repitieran cotidianamente, porque en la mañana de este martes 7 de abril, por ejemplo, las calles bayamesas casi volvían a la normalidad y varios de sus transeúntes, incluso niños, circulaban sin nasobuco o con el aditamento en el cuello.

 

Aunque estamos usando más el Nasobuco todavía en las colas no mantenemos la distancia, por favor eviten el acercamiento a cuidarse.

Publicada por Luis Carlos Palacios Leyva en Martes, 7 de abril de 2020

 

Quizás muchas personas están confiadas y no prestan la debida atención a las informaciones que emiten los medios de prensa nacionales y de la provincia de Granma, ni cumplen ya, con rigurosidad las medidas establecidas desde que se inició en el país la lucha a camisa quitada contra este enemigo de la humanidad, del que desgraciadamente se conoce poco aún.

Quienes así piensan, porque desde el día 30 de marzo no hay nuevos casos en el territorio, están totalmente equivocados, pues el hecho de que 10 personas relacionadas con la provincia contrajeran el virus, indica que puede haber otras asintomáticas capaces de trasmitirlo, porque esa es una de la características de esta enfermedad, no referir síntomas durante 10 o más días.

En los últimos días la tendencia ha sido a la indisciplina social, que incluye incluso ingestión de bebidas alcohólicas, juegos de dominó en las esquinas sin protección alguna, fiestas en apartamentos hasta altas horas de la madrugada con un elevado número de participantes, en fin, irresponsabilidades varias.

Pueden señalarse también entre la falta de percepción del riesgo, el elevado número de “visitantes” en los hospitales, por cualquier causa, sin tener en cuenta que es un lugar muy vulnerable, y obviando las medidas establecidas al respecto. Además, las personas siguen viajando para visitas sociales o temas comerciales, lo cual pone en riesgo la situación de la provincia y su propia salud.

En Granma, como se menciona anteriormente, 10 personas fueron confirmadas con el virus, de los municipios de Bayamo, Río Cauto, Guisa, Jiguaní y Manzanillo, territorios en los que se han extremado las medidas, para una tasa de 1,2 por cada cien mil habitantes.

Como el riesgo aún es latente, se mantiene la pesquisa activa en la comunidad, enfatizando en los diferentes grupos de riesgo. Ese es solo una parte del esfuerzo mayúsculo que se hace en este país por detener la proliferación del Covid-19 y salvar la vida de la población a cualquier costo, acercándoles los productos imprescindibles a sus viviendas, para evitar las salidas innecesarias a la calle.

Por ello resulta doloroso comprobar que no todos aquilatan la valía de ese esfuerzo de muchos, e incluso, no protegen debidamente su vida y la de sus familiares.

Pensemos con optimismo que la noche de hoy sirva para reflexionar, y la jornada del miércoles muestra más responsabilidad y menos descuido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *