Maternal regazo independentista

Share Button
Por Yelandi Milanés Guardia | 10 julio, 2015 |
0

Parece haber acunado a sus retoños con canciones que eran como himnos de combate y de lucha, porque solo los sentimientos formados desde pequeños pueden adherirse a la esencia humana como se impregnaron en los vástagos de los Maceo Grajales, los valores patrios e independentistas.

Aunque su esposo también contribuyó, nadie lo duda, fue Mariana quien más aportó a la educación de aquella prole consagrada a la liberación de Cuba, la cual juró, de rodillas y frente a un crucifijo, emancipar a su Patria o morir en el intento.

¿Qué había en esa mujer, qué epopeya y misterio había en esa humilde mujer, qué santidad y unción hubo en su seno de madre, qué decoro y grandeza hubo en su sencilla vida, que cuando se escribe de ella es como de la raíz del alma, con suavidad de hijo, y como de entrañable afecto? Decía Martí en elogiosas palabras.

También en los cubanos del siglo XXI la heroína despierta encomiásticos criterios, motivados por la celebración mañana del bicentenario de su natalicio.

“Entre los aspectos fundamentales de esta patriota están la ética y el valor antepuestos a cualquier dificultad. Hoy tenemos libertad y justicia gracias a los valores independentistas inculcados a sus hijos y fructificados en las posteriores generaciones de luchadores, expresa la mayor del Ministerio del Interior Ileana Matamoros Hechavarría.

“Ante situaciones complejas debemos señalar hacia el horizonte y verla con su luz transparente, con su mirada fija, con su pecho erguido y su cabeza en alto, guiándonos y alumbrándonos el camino”.

Por su parte, Misledidis Chávez Cabrales, funcionaria municipal de la Federación de Mujeres Cubanas en Yara, refiere:“Tuvo una vida ejemplar y constituyó una madre excepcional y educadora de altos valores patrios, independentista y morales. Formó una legión de combatientes erigidos, junto a ella, como un símbolo de familia paradigmática en las luchas”.

Desde la perspectiva histórica el máster Ludín Fonseca García, historiador de la ciudad de Bayamo, nos ayuda a comprender la valía de Mariana: “La madre de los Maceo fue una mujer transgresora porque representó algo más que una simple ama de casa y reproductora. Evidentemente tenía un protagonismo, el cual se manifiesta después del alzamiento del 10 de octubre de 1868, cuando pide a sus descendientes la incorporación a la guerra.

“El legado de Mariana Grajales está en su radical pensamiento independentista, en haber conformado una familia de pensamiento libertador y en la cual nadie claudicó. Viene a ser el símbolo máximo de las mujeres cubanas que combatieron, enviaron a sus hijos a la manigua y fueron capaces de sobreponerse al dolor de perderlos”.

“Nos viene a legar una forma de pensar necesaria no solo en el siglo XIX o en el XX, sino en cada ocasión en la que la nación cubana luche contra lo imposible, contra la utopía. En cada uno de esos momentos su ejemplo será imperecedero”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .