Un matrimonio bien llevado (+fotos)

Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez | 29 mayo, 2020 |
0

La empresa de farmacias y ópticas (Farmog) de Granma tiene como singularidad el proceso de reparación de sus unidades, la utilización de su identidad corporativa y el desarrollo de medicamentos naturales a raíz de las limitadas importaciones.

Estos aspectos unidos a la ingente labor de los mil 167 trabajadores del sector, el cumplimiento de sus planes de ingresos y sus  resultados en los controles a nivel nacional, la hicieron merecedora este 2020, de la sede del acto nacional por el Día del Trabajador Farmacéutico, el 22 de noviembre, en honor al natalicio del mártir Antonio Guiteras Holmes.

Desde ese otorgamiento en 2019, los desafíos no han cesado. Hoy los trabajadores de Farmog  desafían con sus iniciativas la Covid-19, para lo cual ha sido vital el encadenamiento productivo con el objetivo de  asegurar nuestro bien más preciado: la salud.

FOTO/Luis Carlos Palacios Leyva

Más allá de las rutinas higiénicas en las unidades de farmacias y ópticas para enfrentar el Coronavirus, Farmog genera numerosos productos resultantes del encadenamiento productivo con la Empresa Laboratorio farmacéutico líquidos orales (Medilip) que hoy figuran como imprescindibles para afrontar esta mortal pandemia.

Sobre este quehacer, refiere el Licenciado Yasel  Estrada Gata, director general: “Expendemos en nuestras unidades y en la red de comercio soluciones de Hipoclorito de sodio al 0.5 por ciento para sanear  superficies; también al uno por ciento, para la desinfección del agua, y al 0.1 para la higienización de las manos”, explicó el Licenciado en Administración y Economía.

Yasel Estrada Gata, director general de Farmog./FOTO.Luis Carlos Palacios Leyva

A las propuestas antes mencionadas, se suma la creación de jarabes anticatarrales de caña santa, euocalipto,  salvia, orégano, y melitos, partir de extractos de plantas medicinales, cuya demanda se ha incrementado ante el Coronavirus, con volúmenes de producción  que promedian mensualmente entre 400 mil y 550 mil unidades físicas, para un sobre cumplimiento del plan.

FOTO/Anaisis Hidalgo Rodríguez

La consolidación de este matrimonio armónico entre Farmog y Medilip, permitirá beneficiar a cada núcleo familiar granmense con un módulo contentivo de champú, detergente clorado y  gel dental, el cual será comercializado en las unidades de comercio.

Por otro lado trabajan para llevar a escala industrial la producción de un alcohol glicerinado con propóleo para la esterilización de las manos, que ya se comercializa en algunas farmacias, más pretenden extenderlo a la red de comercio.

“Gracias a ese encadenamiento productivo y ante el déficit de productos de la industria farmacéutica hemos solventado el déficit de ingresos.

“Para nadie es un secreto que Cuba es un país bloqueado. Hoy la falta y baja cobertura de medicamentos del cuadro básico oscila entre un 70 y un 75 por ciento.

“Como estrategia, optamos por desarrollar productos en los que somos fuertes: los medicamentos naturales y químico dispensariales, para palear el déficit de la industria. De esta manera, medicamentos como el Clordiazepóxido puede ser suplido por la tintura de paciflora; y la Diosmina, por gotas antitusivas, por citar algunos”, acotó Estrada Gata.

PROCESO INVERSIONISTA

Como parte del proceso inversionista se han reparado varias farmacias, derivadas del aporte del uno por ciento de la contribución territorial.

“En este sentido el municipio de Bartolomé Masó marcha a la vanguardia, con el mantenimiento al ciento por ciento de sus unidades. Se trabaja en su farmacia principal, equipada con un inmueble socio administrativo para eventos y conferencias.

“La zona del plan turquino comprendió restauraciones en unidades de Santo Domingo, Providencia, La Sierrita, así como la reapertura de una farmacia en el Hospital General Capitán Mariano Pérez Balí.

Panorámica de la farmacia comunitaria del reparto Siboney, en la Avenida Jimmy Hirzel, de Bayamo.FOTO/Luis Carlos Palacios Leyva

Municipios como Bayamo (en los repartos Siboney, Julia, Mabay, Barranca, El Valle), Pilón, Niquero, Media Luna y Campechuela, por citar algunos, muestran en sus unidades de farmacia una mejor imagen y confort, al dotarse algunas con bancos para la espera del personal, un reclamo acentuado de la población.

FOTO/Luis Carlos Palacios Leyva

Unido, vital, optimista y con capacidad para sortear  todo obstáculo futuro, se vislumbra este nuevo matrimonio entre Medilip y Farmog; una unión que esperemos termine con unos felices por siempre y en mejor atención a la salud de cada granmense.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *