“Me considero mi mayor crítico”

Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez | 13 septiembre, 2015 |
0
FOTO Luis Carlos Palacios Leyva
FOTO Luis Carlos Palacios Leyva

Octavio Irving Hernández Jiménez, es uno de los más valiosos exponentes de la gráfica contemporánea cubana. Alrededor de 40 exposiciones colectivas y ocho de carácter personal, así como numerosos premios y reconocimientos en diferentes certámenes convocados por las artes plásticas, hablan de la destreza de este joven. 

Hernández Jiménez es Licenciado en artes plásticas, graduado de la Academia de artes San Alejandro (2000), del Instituto Superior de Arte (ISA) en 2006,  y  expone algunas piezas de su colección personal en el XXIX Salón provincial de artes plásticas y diseño, que tiene lugar en Bayamo.

Es actualmente director del taller experimental de grafica de La Habana; vicepresidente del consejo ejecutivo de la Artes Plásticas de la UNEAC y presidente de la sección de grabado de esta asociación, profesor de la Academia de San Alejandro y del ISA; metodólogo y asesor del Centro Nacional de Escuelas de Arte.

Sus obras forman parte de disímiles colecciones privadas en países como Noruega, Bélgica, Italia, Alemania, Inglaterra, Canadá, México, Venezuela, Japón, entre otros; también se inscribe dentro de las colecciones de numerosas instituciones culturales, museos y universidades de Cuba.

El joven de estatura media, cuerpo fornido, frente ancha y cejas espaciadas, habla con naturalidad sobre las concepciones ideo estéticas de su obra. Mientras le escucho, pareciera que ese consorcio de imágenes que habitan en su cabeza, y eterniza en el papel, palpitaran y hablaran en ese lenguaje común, a veces indescifrable, pero irónicamente comprensible que tiene la plástica.

Hace unos quince años aprendió a delinear en claro oscuro. Desde entonces, se enamoró de esa peculiar forma que es el dibujo, y aprendió a planear sobre el espacio plano del blanco papel. Así, se hizo de un medio para transmitir ideas, proyectos, costumbres y cultura.

-¿Qué géneros son lo que más ha trabajado?

-El dibujo y el grabado. Este último ha sido casi una plataforma de creación que he desarrollado desde que era estudiante de la especialidad.

“En estos momentos, estoy reevaluado algunos códigos del sustento de mi obra, debido a ese proceso de reevaluación, he acudido al dibujo como un medio más inmediato para la representación, ya que el grabado, por la propia técnica, requiere de un proceso más largo para ver el resultado final.

“Esta muestra que se exhibe en Bayamo, por ejemplo, se sustenta en la utilización de algunas imágenes que para mí tienen un significado desde el punto de vista cultural, y que en el manejo, la reutilización o la elaboración de una obra de arte, adquieren connotaciones disímiles.

“Me apropio de determinadas imágenes que en la pintura tienen otras lecturas y ofrezco a través de la representación, la posibilidad de ver otro universo reflexivo, a través de la mezcla morfológica que se establece mediante figuras humanas y de animales.”

-La mayoría de las piezas están trabajadas en papel, ¿Se siente más cómodo con él?

-El papel básicamente es sobre lo que más he trabajado en el grabado. También muchas veces los grabadores manipulan la impresión con acuarela, carboncillo, convirtiendo esa obra en un original. Yo en vez de seleccionar el lienzo u otros soportes he recurrido al papel, precisamente por esa afinidad de venir trabajando con él desde el mismo grabado.

-¿No es porque aparezca más ni sea fácil de conseguir?

-No. De hecho el papel en Cuba se encarece mucho más que el lienzo, y si es de calidad, es más difícil de adquirir.

-¿Cómo ha llegado a insertar sus obras en colecciones privadas del extranjero?

-Con mucho trabajo. El hecho de que muchas de estas obras hayan formado parte de de exposiciones tanto personales como colectivas, y formen parte de algunas colecciones, es precisamente la constancia en el trabajo de una misma poética, que puede variar más o menos entre una expo y otra, pero mantiene una línea ideo estética bastante consecuente, y eso es algo, que supongo, le añada valor al hecho de ser seleccionado para conformar muestras tanto en Cuba como en el exterior.

“A veces creo que me quedo en un punto intermedio, entre lo que quería lograr y el resultado final. Eso es lo que de alguna manera me motiva a seguir trabajando, a la recurrencia a representar determinadas imágenes que se repiten en diferentes series y exposiciones. Eso también funciona como un incentivo.

-¿Sigue alguna rutina al crear?

-Básicamente un buen café para romper el hielo. Después, mucho rato de contemplación en lo que es el espacio vacío, o sea, el soporte en blanco.

“Por lo general me tomo un tiempo de meditación, pensando, repasando por el filtro de la mente ¿qué quiero hacer, cómo lo voy a hacer, cómo empezar, cómo lo voy a terminar? Hasta que no tengo un buen resultado en una primera etapa, no dejo lo que estoy haciendo.”

-¿Qué criterio le merece el hecho de que algunas de tus obras formen parte del XXIX Salón provincial de artes plásticas y diseño que tiene lugar en Granma?

-Para mí tiene un valor especial que me hayan solicitado traer una muestra personal al salón, compartir algunos documentales… He venido al territorio en otras ocasiones como metodólogo. Conozco muchos de los artistas que en aquel momento eran profesores de la academia y hoy son artistas activos de la provincia. Eso me complace.

-Algunas piezas parecieran un autorretrato suyo, ¿Fue esa la intención?

-Por lo general cuando uno recurre a la representación de figuras humanas, en el caso mío, no trabajo con referencias directas como fotos, sino a partir de la memoria.

“Ese es un elemento importante. Ese interés, esa recurrencia por reafirmar las cosas de la memoria, ligado al propio ingrediente del sub consciente está de manera consciente en mi proceso de realización. Eso hace que el propio sujeto, en este caso, yo, me represente en algunas de las imágenes.

-¿En qué momento está la obra de Irving Hernández?

– Estoy en una etapa en la cual estoy dibujando mucho más de lo que estoy grabando. Pero ya estoy considerando la posibilidad, incluso creando las condiciones, para llevar nuevamente muchas de estas series, al grabado y apropiarme de todas esas posibilidades de serialidad, o de recursos propios de las artes plásticas para ver qué nuevos resultados arroja esa experimentación.

-¿Proyectos?

-El 24 de este propio mes inauguro una muestra personal en la sala Villena de la Uneac, en la Habana, que es una extensión de esta expuesta en Bayamo. Esta vez son obras en lienzo, con la misma técnica y los mismos procedimientos, pero en formato tres y siete metros, casi murales.
-¿Cómo le lleva la crítica?

-Por lo general ha sido bastante favorecedora, pero de todas formas yo me considero mi mayor crítico. Casi nunca estoy satisfecho con el resultado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .