Medicina del deporte en Granma: entre privilegios y retos

Share Button
Por Leonardo Leyva Paneque | 2 noviembre, 2018 |
0
Foto Rafael Martínez Arias

Aunque desde niño practicó deportes, sobre todo béisbol, Osmani Olivera Fajardo encontró en la Medicina una vía para sentirse útil. De todas maneras, comenzaba a desandar un camino que le traería innumerables desafíos.

De hecho, la pasión por el mundo atlético, que lo llevó a jugar en ligas escolares, “fue una motivación para inclinarme por esta modalidad”, dijo emocionado instantes después de saberse especialista de Primer Grado en Medicina del Deporte.

Olivera Fajardo, oriundo de Las Tunas, integró la primera promoción realizada en el oriente del país, que este 30 de octubre tuvo lugar en la ciudad de Bayamo, de la cual también egresó la granmense Yenia Mora Prado.

“Es un orgullo formar parte de esta historia”, expresó Mora Prado, al reconocer el compromiso que entraña ese privilegio, además de lo importante de su misión para el desarrollo del deporte.

“Voy a aportar mediante el control médico en el entrenamiento, las recomendaciones a los entrenadores para la dosificación de las cargas y la capacidad funcional de los atletas, entre otros, con la única finalidad de elevar los rendimientos deportivos”, agregó Yenia.

El Centro provincial de Medicina del Deporte en Granma se encuentra entre los mejores del país, gracias al sostenido trabajo en varios frentes, así lo confirmó su director, el Máster en Ciencias Juan Arzuaga López, quien apuntó que este ejercicio es un paso importante y superior.

Ante el reto que encara la entidad de formar a los futuros médicos deportivos de la región, Arzuaga López señaló que ya se definió una estrategia: “Se diseñó un programa curricular por años, en el que se incluyen estudios teóricos, actividades prácticas, rotación por laboratorios y por consultas en diferentes áreas”.

Al respecto, añadió que dos residentes continúan estudios y otros 11 iniciarán su primer año -de los dos que comprende la especialidad- en este mes, que debe arrancar con la rotación por Ortopedia, en el Hospital Frank País García, de La Habana.

En la defensa de tesis de los dos egresados, la competencia de los profesionales granmenses fue reconocida  por Mercedes Chong Viamonte, subdirectora de Docencia e investigación, en el Instituto Nacional de Medicina del Deporte, “se ganaron el derecho de acoger la sede oriental, y eso es muestra de la labor que realizan”, comentó, antes de recordar que en Villa Clara (central) y en La Habana (occidental) radican las otras.

“Asumen una responsabilidad extraordinaria, y de aquí tienen que salir técnicamente bien preparados”, concluyó Chong Viamonte, quien no renuncia a sus raíces bayamesas, a pesar de la lejanía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *