Médico riocautense agradece a científicos por Abdala

Share Button
Por Redacción La Demajagua | 30 agosto, 2021 |
0

 

Foto/Juventud Rebelde

Su día a día transcurre en ver pasar la vida y la muerte. Esa muerte con todo su dolor, sus sinsabores y formas. A veces le toca ganar, entonces no hay quien le borre la sonrisa del rostro y las palmaditas en el hombro del paciente; otras, le toca perder, dar la mala noticia y convivir con la pérdida.

Ser médico no es fácil, quizás porque se vive de tú a tú en pelea con la parca, el doctor Vladimir Diéguez Pérez valora tanto un latido, una vida, una esperanza, como la que traen a Granma los científicos cubanos con el inmunógeno Abdala frente a la Covid-19, con un porcentaje alentador en su eficacia ante la muerte, la enfermedad sistémica severa y ante la posibilidad del paso al estado crítico/grave.

Allí, desde la sala de rehabilitación de Río Cauto, hoy, centro vacunatorio para llevar a cabo la inmunización con Abdala a los riocautenses, refiere Vladimir Diéguez:

“Desde que comenzó la vacunación se aseguraron los centros vacunatorios. Las personas asisten con mucha seguridad y regocijo.

“Este vacuna constituye un logro para la ciencia cubana. Hoy nos encontramos vacunado al grupo de adultos mayores de 60 años con patologías crónicas como cardiopatías, hipertensión arterial, diabetes mellitus y obesidad.

“En el municipios se han equipado tres sitios de vacunación que fluyen con mucha rapidez y el grado de satisfacción de la población es muy bueno.

“Es un beneficio grande y una satisfacción para el pueblo. La población de Río Cauto, como el resto de Cuba se merecen esta vacuna, que para bien nuestro tiene un 92.28 por ciento de eficacia en su esquema de tres dosis ante la enfermedad severa y la muerte, un logro de la revolución cubana.

“Este es un municipio que como el resto de los territorios granmenses muestran un aumento en los casos positivos a la Covid-19. Es algo muy positivo porque vamos a disminuir la incidencia de fallecidos que puedan existir en el territorio por la circulación de la cepa Delta.

“Nuestro agradecimiento al personal científico por lograr en un tiempo récord esta vacuna para el pueblo cubano que bien se lo merece”, enfatizó Diéguez Pérez.

Porque los cubanos estamos más acostumbrados a ver la vida brotar que a perderla; porque nos hemos forjado en el humanismo, en la solidaridad, porque sabemos lo que es echar pá lante con toda y nuestras carencias por salvar una vida, valoramos el logro de Abdala, una vacuna a la altura del orgullo del cubano, a la justa medida de su pueblo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *