Médicos internacionalistas instan a la juventud a conocer realidades del mundo

Share Button
Por Osviel Castro Medel | 22 julio, 2020 |
0
Obilagilio y Lázaro expresaron su gratitud al pueblo de Granma por las muestras de cariño y apoyo. FOTO/Osviel Castro

Los profesionales de la Salud Obilagilio Mendoza Acosta y Lázaro Alarcón González, integrantes de la brigada Henry Revee, expresaron que la juventud cubana necesita conocer la realidad del mundo, en el que muchos países poderosos no han logrado contener la pandemia del nuevo coronavirus, a diferencia de la Mayor de las Antillas.

En un encuentro con dirigentes estudiantiles y la de la Unión de Jóvenes Comunistas, celebrado en Bayamo, ambos internacionalistas expresaron que no se puede obviar la feroz campaña desatada por  Estados Unidos contra los médicos cubanos y su Gobierno.

En ese sentido rechazaron las manipulaciones mediáticas orquestadas para desprestigiar la Medicina cubana y especialmente a los dirigentes de la Revolución.

“Desde Estados Unidos varios políticos no quieren que prestemos nuestra ayuda solidaria, ejercen presiones a otros países y eso es terrible porque todos los días vemos con tristeza las cifras alarmantes de aquel país”, sentenció Obilagilio Mendoza, especialista en Medicina Interna, quien cumplió misión en el principado de Andorra.

“A algunos se les olvida la historia, no se acuerdan que el Che era argentino, que máximo Gómez vino de República Dominicana o que Henry Reeve llegó del mismo Estados Unidos. Ellos y otros más lucharon por la independencia de Cuba, entonces nosotros tenemos una deuda con la humanidad y siempre iremos a cualquier lugar a salvar vidas, más allá de cualquier remuneración económica”, expresó por su parte Lázaro Alarcón, licenciado en enfermería que estuvo trabajando en Lombardía, Italia.

En el encuentro, efectuado en la sede del Comité provincial del Partido, los dos colaboradores expusieron que el mundo vive una gran crisis sanitaria, generada por modelos fracasados en los que es más importante el dinero que la vida.

Asimismo, agradecieron las muestras de afecto y respeto recibidas desde su llegada a Cuba, especialmente la de los jóvenes.

“Vivimos muchas experiencias estremecedoras, pero la más impactante fue la de la llegada a La Habana, con tantas personas en las calles, bajo la lluvia, para darnos la bienvenida”, dijo Mendoza Acosta, oriundo del municipio de Cauto Cristo y residente en Bayamo.

Por su parte, Alarcón González, natural de Media Luna, reconoció que todavía se le hace un nudo en la garganta al evocar que, cuando él estaba en Italia, su hijo menor, de tres años, era el que más aplaudía a las 9:00 de la noche, hora del homenaje a los trabajadores de la salud pública.

Durante el intercambio también admitieron que haber enfrentado la pandemia en países con alto contagio y mucha letalidad ha sido la experiencia más exigente y a la vez inolvidable de sus vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *