Messi y su talón de Aquiles dejan con vida a Islandia

Share Button
Por | 16 junio, 2018 |
0
Moscú, – Lionel Messi erró un penal y volvió a demostrar cuál es su talón de Aquiles, mientras tanto Argentina empató hoy 1-1 ante Islandia en el debut de ambas selecciones en el Mundial de fútbol de Rusia-2018.

El astro del FC Barcelona tuvo la oportunidad de adelantar a los suyos en el marcador en la segunda mitad del partido, pero Hannes Thor Halldorsson, el arquero de los vikingos, adivinó la trayectoria y repelió el disparo.

⚽ El portero Hannes Halldorsson salva a la selección de Islandia. El marcador sigue #ARG 1 – 1 #ISL es.rt.com/5×12

Publicada por RT en Español en sábado, 16 de junio de 2018

De esa manera, los vigentes subtitulares del orbe comenzaron con mal pie su andadura por el grupo D, en el cual también compiten las escuadras de Nigeria y Croacia.

Argentina avisó en el minuto 8, cuando Messi botó una falta y Nicolás Tagliafico cabeceó entre un tumulto de jugadores, pero el balón salió desviado por muy poco; el estadio del Spartak, con miles de hinchas albicelestes dentro, rugió en falso.

Acto seguido, Islandia dio señales de vida y demostró toda su ambición, sin embargo, con la puerta vacía, Birkir Bjarnason remató desviado y desperdició una oportunidad extraordinaria.

Los sudamericanos comenzaron a monopolizar el balón, mientras Islandia retrocedía sus líneas. En el 17, Messi lanzó un misil desde 30 metros, sobre el cual realizó una gran atajada Halldorson.

Y a fortaleza sitiada, fortaleza tomada. En el minuto 19, Sergio ‘El Kun’ Agüero recogió una pelota dentro del área, caracoleó ante dos rivales y, de zurda, envió un misil al fondo de las redes. Era el 1-0.

El bullicio de los argentinos convirtió en un manicomio el recinto, pero la ilusión se convertiría en nervios al poco rato porque Islandia aprovechó uno de los habituales despistes defensivos de la escuadra austral y empató en el duelo en el 23, por intermedio de Alfred Finnbogason.

Después de equilibrarse las acciones, el guión se mantuvo similar, Argentina mantenía el dominio casi absoluto de la posesión del balón, mientras Islandia, con sangre fría, esperaba su momento para soltar las velas y salir al contragolpe.

Antes del entretiempo, el cuadro europeo robó el balón y tuvo una interesante ocasión de gol de Alfred Finnbogason, pero el arquero argentino Willy Caballero realizó una parada de mérito, con la cual su país respiró profundo y conservó el empate.

La segunda mitad marchaba tranquila hasta que Messi centró y Hoerdur Magnusson le hizo falta clara a Agüero dentro del área. El árbitro cantó penal y muchos celebraban… corría el minuto 63.

Pero Messi, el mejor jugador del mundo, erró la pena máxima como tantas veces le ha sucedido durante su carrera deportiva.

A partir de ese instante, Islandia reforzó su defensa de cinco hombres y atrasó la línea de sus cuatro volantes; el empate, evidentemente, era su objetivo.

En el 81, Argentina recuperó en tres cuartos de cancha y Messi, desde fuera del área, tiró un obús que rozó el poste y se marchó fuera. La suerte hoy no era aliada del 10.

Messi lo intentó de todas las maneras posibles; sin éxito. Islandia se defendía con uñas y dientes.

En las postrimerías, el técnico Jorge Sampaoli puso toda la carne sobre el asador al darle entrada al delantero Gonzalo Higuaín. El asedio argentino era total.

Las dos hinchadas apoyaban a sus equipos hasta el delirio bajo el sol de Moscú.

Finalmente, el empate se hizo realidad.

Argentina pagó muy caros sus errores e Islandia recibió un gran premio por su entrega hasta en cansancio.

De lejos, el mejor jugador del partido fue el arquero islandés Hannes Thor Halldorsson, un valladar bajo los tres palos, el gran salvador con sus atajadas sobrenaturales.

La próxima presentación de Argentina será el próximo día 21 ante Croacia, mientras Islandia y Nigeria chocarán una jornada después.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *