Ministro cubano de la Industria Alimentaria evalúa impacto de las 63 medidas para impulsar la producción agropecuaria

Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez | 22 octubre, 2021 |
0
FOTO/Rafael Martínez Arias

Manuel Sobrino Martínez, ministro de la Industria Alimentaria, evaluó este viernes en Granma el impacto de las 63 medidas aprobadas por la máxima dirección del país para impulsar la producción agropecuaria, en especial la entrega de leche a la industria, por parte de la rama pecuaria.

Esta reunión, con productores desde Ciego de Ávila hasta Guantánamo, permitió conocer de primera mano, las causas de los incumplimientos en los contratos pactados, en lo cual incide el precio actual del acarreo y la entrega de leche. En este sentido, anunció el establecimiento de un nuevo precio en aras de estimular las entregas y que comenzará a fungir a partir del 1 de noviembre de 2021.

El titular del ramo destacó que estos incumplimientos no son privativos de Granma, sino de todas las provincias del país, entre las cuales Camagüey muestra mejores indicadores: “Si bien el precio se ha incrementado en otras ocasiones, aún no tiene el impacto esperado, porque prevalecen problemas de gestión, mala contratación y falta de compromiso en los contratos, lo cual repercute en la alimentación del pueblo”.

Tras evaluar al cierre de septiembre el impacto de las 63 medidas, se evidencia que no hubo respuesta en la producción lechera a nivel nacional, pues se incumple el plan en 46 millones 881 mil 900 litros de leche. En Granma, de un potencial de ocho mil 411 productores, solo contrataron dos mil 831 para el 33,3 por ciento; dos mil 176 de estos incumplieron las entregas con un déficit de dos millones 967 mil 700 litros de leche.

En el encuentro se destacó la necesidad de lograr acertados encadenamientos entre productor e industria, en aras de generar nuevos surtidos; un proceso que debe salir del mero formalismo y resultar beneficioso para ambas partes.

El productor Humberto Labrada Coronado se pronunció por lograr relaciones contractuales que faciliten la adquisición de medicamentos para la masa ganadera, renglón que hoy está deprimido.

Juan Carlos Domínguez Márquez, presidente del Grupo Empresarial de la Industria Alimentaria, habló de la necesidad de transformar el pensamiento y los modos de actuación, no solo para alcanzar mayores entregas, sino para crear fuentes de empleo a trabajadores disponibles.

Idel Marrero Martínez, director de la Empresa Agroindustrial de granos José Manuel Capote Sosa, de Río Cauto, expresó que en esa relación industria- agricultura existen reservas infinitas, problemas de envases, acopio, acarreo y desaprovechamiento de productos, como el queso.

Sobrino Martínez anunció que en los próximos días el país publicará nuevas decisiones, las cuales requerirán de celeridad por parte de productores y el sector empresarial, que en ocasiones no ha sabido hacer un uso eficiente de sus facultades y le ha faltado gestión y protagonismo para obtener una mayor contratación y un vínculo más estrecho con el productor agropecuario.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *