Mipymes “pega” entre jóvenes

Share Button
Por Roberto Mesa Matos | 17 noviembre, 2021 |
0
IMAGEN ILUSTRATIVA

Si se quiere constatar el valor exacto del triunfo que entre los jóvenes de Manzanillo alcanzan las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) en el ámbito económico local, basta una “vueltecita” por la calle Merchán, entre General Benítez y Caridad.

Allí despliega su primera actividad, Restauración Quezada, nombre oficial del emprendimiento que aúna las ideas, la voluntad, esfuerzo y trabajo de más de una decena de muchachos, defensores del patrimonio edificado de la ciudad y del rescate de sus valores arquitectónicos.

FOTO/ Roberto Mesa

Alejandro Quezada, líder del grupo nos dice que “aquí están presentes la mayoría de los estilos. Manzanillo puede, perfectamente, convertirse en referente de la restauración en Granma. No es nada complejo. Depende de nosotros mismos, de los deseos, la voluntad, capacidad y las manos.

“Reunimos a especialistas de diversas manifestaciones que pertenecían a la antigua brigada de restauración del municipio porque son personas que poseen el oficio y la experiencia, par de cuestiones imprescindibles en nuestros objetivos.”

Vestía camisa de mangas largas y un sombrero de guano, para protegerse del sol y el polvo que desprenden las labores constructivas. Yoan Manuel Leyva Montero, es otro de los miembros de Restauraciones Quezada.

“Más allá del beneficio económico, la idea surgió como un proyecto de desarrollo local para involucrar a jóvenes sin vínculo laboral o de estudio y enseñarles el arte de la restauración en pos de su realización personal y que aportaran a las transformaciones de su comunidad. Es como el proverbio, no solo es dar el pescado, sino enseñarlos a que pesquen.

“Aquí en Cuba existe mucho potencial, lo hemos demostrado en la ciencia, el arte, los deportes y ahora con las Mipymes se abren nuevas oportunidades a los jóvenes y creo que es una ocasión de crecimiento, de contribuir desde las ideas renovadoras, desde nuestra voluntad y empeño.

Yoyo´s Pizza

Desde el primer momento, Yoendris Llópiz Ávila apostó por el sector no estatal y cuando hace muy poco el país abrió la posibilidad de las nuevos actores de la economía vio ahí, el momento de fortalecer el negocio.

Él y su equipo fueron los primeros en recibir la aprobación como una Mipyme  y los resultados lo avalan el estímulo: crecen en calidad, eficiencia y clientes; participaron en una reciente Expo venta provincial y hace poco más de una semana lograron el primer contrato con la Empresa de Conservas y Vegetales Granma.

FOTO/ Roberto Mesa

Llópiz Ávila comenta que trabajan para “encadenarse” a las tiendas que comercializan productos en MLC; “pero hay muchos empresarios que tienen que “abrir” la mente y apoyarnos más porque estamos para ofertar productos de calidad al pueblo.

“El desafío es abaratar más los costos para no aumentar los precios de venta a la familia, a la que le llevamos las pizzas hasta el hogar.

“Durante el período más recio de la pandemia de la Covid 19 no nos detuvimos y llegamos con las pizzas y pastas hasta los hogares de los manzanilleros. Ahora gestionamos una unidad gastronómica en arrendamiento, porque nuestro local es pequeño.

“Oiga, yo soy joven y viví el capitalismo, ella lo sabe que fue mi profesora, y les digo: hay que defender esta obra, perfeccionarla y que todos aportemos a ese objetivo”, cerró el empresario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *