Mirando el mar 149 años

Share Button
Por Yudelkis de la Hera Jeréz. | 5 mayo, 2020 |
0
FOTO/ Autor desconocido

Cabo Cruz es un atractivo paraje de la geografía oriental cubana privilegiada por la naturaleza, la historia y la cultura.

Comunidad de pescadores que cuenta leyendas de piratas, corsarios y aborígenes. Dotada del encanto de sus terrazas marinas y la barrera coralina, una de las mejores conservadas a nivel mundial.

La historia llevó a sus tierras al almirante Cristóbal Colón en su segundo viaje a la isla. Imposible visitarla y no fíjar la vista en el Faro Vargas, monumento local cuya construcción duró 16 años.

Cuenta la historia que su primera piedra fue colocada el 31 de enero de 1859. Una investigación realizada en este sentido por la niquereña Norka Debs Cardellá refiere que el proyecto fue determinado por la necesidad de mejorar el tráfico marítimo en esa peligrosa zona.

Debe su nombre al brigadier del Departamento Oriental Carlos de Vargas Machuca y Serveto. Este estudio plantea además que en la obra tuvieron participación dos relevantes figuras de nuestra historia: Carlos Manuel de Céspedes, el Padre de la Patria y Juan Cristóbal Nápoles Fajardo, el Cucalambé.

La mano de obra empleada fue la de confinados y no esclavos como se ha planteado en ocasiones. A 149 primaveras arriba este caballero de 32 metros de altura y 155 escalones, cuya luz alcanza las 36 millas náuticas.

Este monumento local lleva el sello de Julio Rodríguez Rodríguez, quien aprendió de su padre el oficio de farero. Guardián de este tesoro conserva con celo el mecanismo para evitar que el abundante salitre de la zona lo dañe.

El faro es el latido necesario en el corazón de los habitantes de Cabo Cruz, orgullo de los niquereños, atractivo de visitantes foráneos y extranjeros que atrapados por su elegancia y robustez lo contemplan.

El faro Vargas, los hermosos paisajes naturales, las leyendas de piratas unido a la amabilidad de su gente hacen de Cabo Cruz un sitio mágico y especial para el deleite de todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *