Misión médica cubana: humanidad y solidaridad

Share Button
Por Agencia Cubana de Noticias (ACN) | 14 octubre, 2019 |
0

Ciego de Ávila, – Mientras el gobierno de los Estados Unidos insiste en desacreditar la colaboración médica cubana, quienes ejercemos esta profesión apostamos por darle el verdadero significado a las palabras humanidad y solidaridad, expresó a la ACN la doctora María Victoria Fajardo Gómez, de Ciego de Ávila.

Cuba exporta servicios y eso bien lo sabe el gobierno estadounidense, pero le resulta inadmisible que una pequeña Isla forme a su pueblo con sentimientos de amor al prójimo y que ponga al servicio de los demás su intelecto formado, dijo esta avileña con 30 años de experiencia en la labor y misiones cumplidas en Venezuela, Bolivia y Brasil.

No solo el personal de la Salud cubana presta ayuda por voluntad propia, mediante convenios con muchos países, también lo hace el de otras profesiones como el magisterio y el deporte, que con sus quehaceres, salvan vidas de la muerte, de la ignorancia y logran que las personas tengan una buena salud mental y física, enfatizó María Victoria.

Soy privilegiada de ser una de las integrantes del equipo médico que en los años 2007 y 2008 realizó con el gobierno de Hugo Chávez el estudio psicosocial, pedagógico y clínico-genético de personas con discapacidad en Venezuela, el cual se desarrolló en Cuba, por orientación del Comandante en Jefe Fidel Castro, entre julio de 2001 y abril del 2003, dijo la doctora, especialista en Medicina General Integral y máster en asesoramiento genético.

Como parte de esa misión, que en Venezuela se llamó Doctor José Gregorio Hernández, y de la denominada “Barrio Adentro”, llegué hasta lugares intrincados en los que jamás había ido un médico, pero también participé en zonas de la Amazonía de Bolivia cuando fui a darle continuidad a la segunda etapa de ese proyecto en esa tierra, que formó parte de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), rememoró la majagüense.

Jamás me sentí rechazada, las personas nos dieron buena acogida, era la primera vez en la historia clínica de ambas naciones que se hacía un estudio de esa magnitud para luego ayudar a los necesitados, pero el Imperialismo no conoce esas muestras de humanidad, lo digo con total certeza, enfatizó María Victoria.

La política sucia estadounidense declara que los médicos somos mano de obra barata del gobierno cubano, porque no recibimos todo el salario, sin embargo, omite decir, por conveniencia, queel ciento por ciento de los cooperantes sabemos que la otra parte del dinero adquirido por los acuerdos bilaterales se destina a suplir demandas nacionales, tales como la compra de medicamentos, que nos niegan ellos por el bloqueo, afirmó.

Durante mi misión en Brasil fueron varios los profesionales de la Salud de allí que me comentaron ese pensamiento capitalista, pero en realidad lo que les molestaba era el prestigio y aceptación ganados por los galenos cubanos ante los pacientes, que preferían nuestros servicios, los cuales son sin distinción política y clase social, añadió la doctora avileña.
“Estados Unidos miente una vez más, porque al regreso de las misiones todos contamos con un puesto de trabajo, salario y protección de la seguridad social garantizados, pero también con el reconocimiento de familiares, amigos y de la sociedad en general, que valora el gesto altruista del sistema de Salud de la Isla”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *