Muerte de 13 bebés en materno iraquí fue por incendio intencional

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 14 agosto, 2016 |
0

Bagdad-.  El fuego que causó la muerte de 13 bebés prematuros iraquíes en el hospital materno Yarmouk, de esta capital, fue provocado deliberadamente y no por un corto circuito, según resultados de la investigación divulgados hoy.

La comisión encargada de esclarecer la tragedia ocurrida el 10 de agosto afirmó haber recabado evidencias suficientes para concluir que el incendio en un ala de la instalación de maternidad bagdadí fue causado por un pirómano.

También puede leer:  Doce bebés fallecen en un incendio en hospital de Bagdad ( fotos)

El causante del siniestro, que también ocasionó heridas a otros siete menores y a 29 mujeres, esparció un producto derivado del petróleo cerca de los departamentos de obstetricia y ginecología y de la sala de bebés prematuros, indicó el informe de la pesquisa.

Inicialmente, las autoridades atribuyeron las llamas a una “falla eléctrica o corto circuito accidental” y lamentaron también que se registraran daños materiales de consideración en el nosocomio.

Sólo 11 prematuros pudieron ser rescatados y salvados de morir calcinados como los otros 13 bebés, según explicó hace cuatro días el funcionario de la dirección provincial de Salud de Bagdad Jassem Lateef al-Hijami.

Al-Hijami indicó que el hospital “es muy viejo y no tiene equipamiento contra incendio”, a lo que se sumó la falta de servicios públicos adecuados como cuidados médicos de calidad, suministro de agua y electricidad, todo lo cual provocó protestas populares contra el gobierno en meses recientes.

Familiares de las víctimas aguardaban este miércoles por información afuera del hospital para conocer la suerte de sus seres queridos en medio de un clima de confusión, luto e indignación hacia lo que creyeron inicialmente negligencia de las autoridades sanitarias.

Las revelaciones de la comisión investigadora generaron especulaciones respecto a una posible actividad de grupos terroristas, toda vez que el Estado Islámico (EI) incrementó sus atentados en Bagdad en la misma medida que sufrió reveses en el terreno militar en Al-Anbar, Salaheddin y Nínive.

Voceros de los voluntarios chiitas de la Movilización Popular afirmaron que el viernes frustraron un ataque de los extremistas sunnitas en la ciudad de Samarra, unos 110 kilómetros al norte de Bagdad, tras arrestar a cuatro hombres oriundos de otros países árabes vinculados al EI.

Aunque no se revelaron las nacionalidades de los extremistas detenidos, la prensa iraquí recordó que la mayoría de “takfiristas” (terroristas islámicos sunnitas) extranjeros que combaten aquí junto al DAESH, acrónimo árabe del EI, son ciudadanos sauditas.

Incluso, destacó que el gobierno de Bagdad ha pedido repetidamente a su similar de Riad que cese la infiltración de terroristas desde Arabia Saudita hacia Iraq.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *