Multicampeones

La Demajagua estrena una serie de trabajos, con el objetivo de rememorar las actuaciones más relevantes de atletas granmenses en citas continentales.
Share Button
Por Leonardo Leyva Paneque | 14 junio, 2019 |
0
Misleydis González ganó dos ediciones consecutivas / FOTO Tomada de internet

 

Desde el estreno en Buenos Aires 1951, Cuba se convirtió en una de las principales animadoras en Juegos Panamericanos. Sin embargo, no fue hasta después del triunfo de 1959, que pudo encumbrarse en esas citas cuatrienales.

De hecho, la Mayor de las Antillas llegará a Lima 2019 ubicada en el segundo lugar del medallero histórico, solo superada por Estados Unidos, en gran medida, por la contribución de quienes nunca se conformaron con subir a lo más alto del podio, por primera y única vez.

En esa lista interminable aparecen varios atletas de Granma. Uno de los iniciadores fue el luchador bayamés Amadoris González Labrada, monarca en Indianápolis 1987 y en La Habana 1991.

Tras los pasos del doble campeón mundial en el estilo clásico, siguió la yudoca Daima Beltrán Guisado. La superpesada medialunera eslabonó una cadena de tres cetros consecutivos, que abrió en Mar del Plata 1995 y continuó en Winnipeg 1999, antes de concluir en Santo Domingo 2003; así inauguró una centuria colmada de éxitos para el deporte granmense, que parece no tener fin.

El remero cautocristense Yunior Pérez Aguilera también se impuso en la capital dominicana, donde consiguió dos títulos, y agregó otro en Río de Janeiro 2007; pero en Guadalajara 2011 vio trunca su cadena, al concluir segundo en el doble par peso ligero.

A la hora de este recuento, jamás podrían faltar los jerarcas en la urbe brasileña y la capital del estado mexicano de Jalisco, Misleydis González Tamayo e Iván Cámbar Rodríguez.

Por varios años, sus desempeños trascendieron más allá del área; la balista bayamesa agarró plata, después del cuarto lugar en los olímpicos de Beijing 2008, por el comprobado dopaje de dos medallistas; mientras el pesista riocautense alcanzó bronce en Londres 2012, para cerrar una carrera llena de obstáculos y lesiones.

Otras actuaciones sobresalientes igualmente encontrarán espacio aquí, pero merecen líneas aparte por su significación especial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *