Nace un medicamento (+fotos, audios y video)

Medilip registra fármaco para la litiasis renal en el Centro para el control estatal de medicamentos, equipos y dispositivos médicos (Cecmed)
Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez | 27 agosto, 2020 |
2
En primer plano, Degnis Lobaina Labrada, Tecnólogo de Tercer Nivel, y en segundo plano, Angel Luis Pelegrín Gamboa, Tecnólogo A en Procesos industriales del Grupo de Investigación y Desarrollo./FOTO.Anaisis Hidalgo Rodríguez

Múltiples razones impulsan a los investigadores granmenses que laboran en la Empresa Laboratorio Farmacéutico Líquidos Orales (Medilip), radicada en Granma, a crear de cero un medicamento. A veces, el motivo parte de un interés de la entidad, otras, de una experiencia personal, o  por solicitudes de familiares, amigos, y hasta vecinos que avivan ese intelecto.

“Mi vecina Yailenis Sánchez Vázquez acudió desesperada  a mi casa para que investigara sobre algún medicamento para la litiasis renal porque su esposo padecía de cólico nefrítico. A raíz de esta solicitud, me uní a Enriqueta Martínez Martínez, que también tenía una experiencia muy cercana con su cónyuge, en la búsqueda de información por internet encontramos que existían medicamentos para la litiasis renal, más conocida como cálculo en los riñones”, rememora el Máster en Ciencias, Degnis Lobaina Labrada, Tecnólogo de Tercer Nivel.

La valía del proyecto presentado por Medilip fue entregado a la Doctora Cristina Lara Bastanzuri, Jefa del Departamento de Planificación y Análisis de Medicamentos y Reactivos del Ministerio de Salud Pública, y evaluado por Especialistas del Instituto de Nefrología, el doctor Abelardo Buch López, de La Habana, quienes dieron el visto bueno y solicitaron a Biocubafarma el desarrollo de una formulación líquida y en tabletas de Citrato de Potasio y Ácido Cítrico, para la litiasis renal, que beneficiara a la población infantil y adulta.

DEFENSORES DE SUEÑOS

Lo primero fue solicitar una muestra oferta de la materia prima, en este caso, el citrato de potasio monohidratado, la única que no disponían en el Laboratorio para desarrollar la formulación líquida y que tras su adquisición mediante un proveedor español desencadenó los desvelos.

El equipo de trabajo fue liderado por los másteres en Ciencias  Degnis Lobaina Labrada, Tecnólogo de Tercer Nivel de la Dirección de Gestión de la Calidad; Enriqueta Martínez Martínez, Tecnólogo de Tercer Nivel y Especialista Principal de la Dirección de Gestión de la Calidad; Yordanki Almeida Acosta, Especialista A en Ensayos Físico- Químico y Mecánicos;  la ingeniera Leticia Góngora Baratute, Técnico en Adiestramiento; Niurka Benítez Guerra, Directora de Desarrollo, y el Licenciado Angel Luis Pelegrín Gamboa, Tecnólogo A en Procesos industriales del Grupo de Investigación y Desarrollo.

CECMED otorga certificado de Registro Sanitario al producto Citrato de Potasio y Ácido Cítrico, solución oral;…

Publicado por Laboratorio Farmaceútico, Medilip en Viernes, 14 de agosto de 2020

“Me sumo a la convocatoria de Degnis y Enriqueta a raíz de que ellos hicieron todo el trabajo de mesa, y había que proceder a la implementación y desarrollo de la fórmula líquida del medicamento.

“Hicimos pruebas de toxicología, de eficacia de preservos, validamos el método analítico para cuantificar las dos materias primas consideradas principios activos, y el ácido cítrico monohidratado y el citrato de potasio monohidratado en el producto terminado”, describe Angel Luis.

“La dificultad fundamental estuvo dada en lograr la eficacia del preservo para lo cual hubo que combinar varios excipientes para garantizar que no proliferaran microorganismos.

“Lo otro a enfrentar fueron los problemas que tenemos como empresa, generadas por la dificultad económica que tiene el país a causa del bloqueo y que nos impide adquirir determinados equipamientos analíticos, como plancha calefactora, cristalerías, y reactivos”, reseña Angel Luis.

Según Yordanki Almeida Acosta, este fue un proyecto que se ponderó por la necesidad del país de adquirir un medicamento de este tipo.

Yordanki Almeida Acosta, Especialista A en Ensayos Físico- Químico y Mecánicos.FOTO/Anaisis Hidalgo Rodríguez

“Entre los pasos estaba validar un método analítico para cuantificar el metilparabeno y el propilparabeno, que ejercen la función de preservos encargados de evitar la contaminación microbiológica del producto y darle una mayor estabilidad en el tiempo.

“Acudimos a uno de los métodos más utilizado y modernos, la metodología de cromatografía líquida de alta resolución (HPLC), novedosa y de última generación, y de alta confiabilidad en sus resultados.

“Mi tarea fue validar el desempeño de ese método analítico para este producto el cual mostró resultados satisfactorios en todos sus parámetros en prácticamente un mes”, precisa Yordanki.

Y LA PUERTA SE ABRE

Tras años intensos de trabajo, el equipo de trabajo logró entregar el expediente del medicamento al CECMED en noviembre de 2019 y en marzo de 2020 fue aprobado su registro sanitario.

FOTO/Cubadebate

“Cuando el CECMED nos otorga el Registro Sanitario para producir el medicamento es porque cumplimos con todas las exigencias para su producción, ello incluye varias etapas, la primera, validar el método analítico para cuantificar los dos principios activos, en este caso el citrato de potasio monhidratado y el ácido cítrico monohidratado; desarrollar la formulación con los estudios de toxicidad aguda oral y la efectividad de los preservos”, enumera Degnis Lobaina.

Expediente del Citrato de Potasio y Ácido Cítrico presentado al Cecmed por Medilip para proceder a la elaboración del medicamento para la litiasis renal. FOTO/Anaisis Hidalgo Rodríguez

“Implicó además, validar el método analítico para cuantificar los principios activos en el producto terminado, la validación de los preservos, el escalado piloto, la transferencia analítica al Laboratorio de Control de la Calidad, el estudio de estabilidad con la propuesta de la vigencia del medicamento, tener listas las técnicas de fabricación,  el prospecto,  entre otros, …no hay pasos para la improvisación, todo debe estar meticulosamente reflejado”, acuña Enriqueta Martínez Martínez.

Enriqueta Martínez Martínez, Tecnólogo de Tercer Nivel y Especialista Principal de la Dirección de Gestión de la Calidad. FOTO/Anaisis Hidalgo Rodríguez

Lograr desde un primer intento el Registro Sanitario de este medicamento en el CECMED, fue todo un reto que implicó también el análisis de informaciones solicitadas por el Órgano Regulador a otros expedientes evaluados, que dio la experiencia necesaria y permitió presentar un trabajo más completo, labor que fue desarrollada en conjunto con la Especialista de Registros Sanitarios y máster en Ciencias, María Victoria Oliva Rosales.

FOTO/Anaisis Hidalgo Rodríguez

Otro elemento importante es que el equipo de trabajo estuvo a cargo de la preparación de las soluciones tanto para el análisis de la materia prima como del producto terminado, lo cual asegura que este salga con la concentración prevista en el proceso de identificación tal y cual se diseñó.

VIVENCIAS

Angel Luis: “Siempre uno aprende, se desarrolla, comparte. Me salí un poco de mi trabajo habitual como tecnólogo, realizando, además trabajo de analista y revisé también la documentación del proceso. Te forma como profesional.”

Yordanki: “Fue algo importante, me sentí parte de algo, sabía que iba a tener o que debe tener impacto importante en la población que al final es la razón de los medicamentos, y nosotros sentimos el placer de que lo que estamos haciendo va a tener gran utilidad y aceptación. Por encima de todo, pensamos siempre en los seres humanos.”

Degnis: “El proyecto fue una escuela para todos.  Nunca había trabajado en la parte analítica, y poco a poco me fui incorporando a los especialistas. Aprendimos mucho.

“Enamorarse de este proyecto implicó madrugadas, veníamos más temprano, nos íbamos más tarde, o trabajábamos en la casa los fines de semana. Fue un trabajo en equipo que contó con mucha dedicación, responsabilidad y sobre todo, compromiso de cada uno de sus participantes.”

Enriqueta: “Este proyecto contó con la entrega absoluta de todo el equipo. Degnis ha sido su motor impulsor. Ha hecho de todo para que salga, y para que la población cuente con este medicamento para tratar esta terrible enfermedad que aqueja a tantos pacientes.”

Degnis: “Pero sin ustedes, nada hubiera sido posible.”

VALÍA

En el 2011, el Minsap importó alrededor de cinco mil frascos de Citrato de potasio, en comprimido (AKALCA); la demanda ha ido creciendo y ya en 2019 se importaban alrededor de diez mil frascos, cifra que no abarca a todos los pacientes ni responde a todas las dosis a consumir.

El Citrato de Potasio y Ácido Cítrico, en solución oral, es efectivo para el tratamiento de la litiasis renal. Su fabricación nacional contribuirá a disminuir la morbilidad de casos con estas afecciones en las unidades hospitalarias.

El medicamento, transparente, brillante y con sabor y olor a limón, permitirá reducir el número de intervenciones quirúrgicas en los casos en que sea factible el tratamiento; y contribuirá a sustituir importaciones.

Vale apuntar que el Cuadro Básico de Medicamentos actual del país comprende 849 fármacos y 124 productos naturales; de los 849 medicamentos, 531 (63 por ciento) son producidos por la industria farmacéutica nacional y 318 (37 por ciento) son importados en forma terminada por el MINSAP.

“El proyecto, -refiere Degnis Lobaina Labrada- seguirá extendiéndose para estudiar la vigencia del medicamento; registrado con un año de vencimiento. Será presentado en frascos por 120 mililitros, pero queremos llevarlo también a frascos de 240 mililitros, con su respectivo estudio de estabilidad.

“Se trabaja en el diseño del material de envase, dígase diseño del estuche y etiqueta, tras la aprobación por el CECMED del formato para texto.”

En el proceso para la obtención de un medicamento se debe respetar el tiempo de cada etapa, y en el caso de Cuba se añaden los obstáculos que debemos superar para obtener todos los recursos necesarios hasta lograr la producción y comercialización del mismo.

Para que el Citrato de potasio y ácido cítrico en solución oral viera la luz, se puso a prueba, una vez más, el talento de los investigadores y especialistas cubanos en ese desafío continuo por garantizar una mejor calidad de vida a nuestro pueblo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Buen artículo. Creo que con la observación del rigor científico y tecnológico MEDILIP está en condiciones de proponer, evaluar y producir otros medicamentos novedosos o que sustituyan importaciones. A veces resulta difícil comprender porque muchos medicamentos o productos naturales terapéuticos siguen fabricándose de manera artesanal cuando se cuenta con una industria certificada. habría que realizar estudios de factibilidad y de calidad para demostrar esta hipótesis. La nueva constitución ha abierto puertas importantes a la ciencia e innovación y al registro de saberes tecnológicos. Creo que ya no existen barreras legales que impidan que productos de uso terapéutico resultantes de los saberes tradicionales y populares o de investigaciones (tal es el caso del exitoso pero lamentablemente desaparecido ERIDAL) sean producidos por nuestras industrias biofarmacéuticas.