Otro niño asesinado en Brasil durante tiroteo en Río

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 10 octubre, 2020 |
0
FOTO/ Autor desconocido
Brasilia, – Un niño de 12 años murió tras ser alcanzado en la cabeza por una bala en la famosa Avenida Brasil, de la zona norte del estado de Río de Janeiro, se informó hoy.

El portal de noticias G1 indica que el tiro alcanzó a Leonidas mientras iba al supermercado con su abuela. Una mujer que pasaba por la zona también recibió un disparo por los ocupantes de dos coches, según la Policía Militar (PM).

Ambos fueron llevados al Hospital Federal de Bonsucesso, también en la zona norte. El chico fue operado, pero no pudo resistir. La otra víctima fue asistida y liberada.

La PM informó en una nota que un conductor que estaba en la Avenida Brasil buscó a los agentes y relató que dos vehículos le perseguían en la carretera sentido zona oeste. Sin embargo, otros testigos contaron que el hombre, el cual comunicó que resultó hostigado, bajó de un coche frente al supermercado y comenzó a disparar.

Hubo un intercambio de ráfagas y una bala le dio a Leonidas.

Según la PF, en el momento en que el hombre informaba a los oficiales sobre la persecución, los ocupantes de los automóviles citados pasaron y dispararon contra los uniformados, quienes se refugiaron y no reaccionaron al ataque. Autoridades pertinentes investigan el hecho.

En septiembre de 2019, la muerte de la niña Ágatha Felix, de tan solo ocho años, causó una enorme conmoción en Río y una ola de manifestaciones espontáneas.

La pequeña regresaba a su casa, junto a su madre, en un vehículo de transporte colectivo, cuando un proyectil atravesó la furgoneta y se incrustó en su cuerpo por la espalda. Sus familiares acusaron a la policía de efectuar los disparos de forma arbitraria.

Un informe de la plataforma Fuego Cruzado, publicado el 21 de septiembre, reveló que un año después del asesinato de Ágatha hubo un crecimiento en las estadísticas de niños víctimas de la violencia armada en Río: otros 28 fueron baleados, ocho no resistieron y murieron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *