¡No desangrar la democracia en Bolivia!

Share Button
Por Luis Morales Blanco | 8 noviembre, 2019 |
2

Desde mucho antes del 20 de octubre último, cuando Evo Morales fue declarado vencedor en los comicios de su país, fuerzas oscuras se mueven para  deslegitimar  el triunfo del líder del Movimiento Al Socialismo.

¡Qué fuerzas oscuras digo! están claros los propósitos y las personas: si las cabezas visibles son  el candidato  derechista Carlos Mesa y Luis Fernando Camacho, sin contar a Luis Almagro, es un secreto a voces que la embajada norteamericana en La Paz está al tanto y alienta al golpe de estado.

Ya desde antes, esos y otros actores  vaticinaban segunda vuelta como  una burda intromisión en el proceso electoral,  con la  maliciosa y vieja treta de  no asistir a diálogos ni a auditorías de votos.

Nada hay oculto entre cielo y tierra: el portal Nicaragua Rebelde revela que  embarcaciones con armas parten de Miami hasta el puerto chileno de Iquique para trasladarlas a Santa Cruz, donde pretende hacerse fuerte el opositor Camacho.

¿Poder paralelo en Santa Cruz? ¡Claro!,  eso proyectan los antagonistas de la democracia  para dividir al país andino, sin importar consecuencias incluso legar a la guerra civil ¡No hay escrúpulos!

Resulta  sospechosa  la similitud con el  falso gobierno  de Juan Guaidó en Venezuela, a quien nadie hace caso.

Calculadoramente  sembraron como mala hierba la idea del fraude electoral, pero ahora  se deciden por acciones violentas que responden a la política del llamado golpe suave.

Les recome los hígados  que un presidente indígena haya hecho más por sus país que  los mismos oligarcas, durante los gobiernos militares y “democráticos” anteriores,  quienes  solo conocen  del propio provecho.

Las elecciones del 20 de Octubre planteaban a los bolivianos  la disyuntiva seguir con el proceso  de cambios impulsados por el MAS o un salto en retroceso al pasado. Como las masas  se decidieron por la formula de Evo los contarios  dinamitan todas las estructuras institucionales.

Evo  agota todas las fórmulas en  llamado a la conciencia ciudadana, a la cordura, a la paz;  su gobierno es transparencia  y  ha sido referencial para todo el orbe,  hecho reconocido  incluso por esasanguijuela  de los pueblos que es el FMI, al  valorar  desarrollo sostenido de la nación  de los últimos 12 años.

El  Golpe  significa violencia racismo, confrontación responde  al Manual Para un Golpe de Estado, del politólogo yanqui Gene Sharp, que incluye como el quinto y último paso  las revueltas callejeras, el bloqueo y los intentos de tomar instituciones estatales como medio de imponer a un presidente no reconocido por ninguna norma jurídica.

Los opositores acusan a Evo de promover el racismo, algo inmoral  cuando se trata  del  único mandatario que no solo ha elevado a los indígenas a categoría de personas (como no la tuvieron nunca antes) y no solo a ellos sino que ejercita  la igualdad entre todos los bolivianos.

La oposición promueve bloqueos, toma de instituciones y paros en rechazo a los resultados de las elecciones generales. En medio de estos actos el diario digital venezolano Misión verdad señala que se han registrado agresiones contra mujeres indígenas y personas de escasos recursos y también personalidades como el caso del secuestro  y agresión a la alcaldesa del municipio de Vinto, Patricia Arce, hacho  sencillamente inadmisible.

En su  incesante pelea contra la normalización  de la mentira Misión Verdad  expresa que como respuesta unas 200 mil mujeres   realizaronn este miércoles una marcha por el departamento de Cochabamba, en Bolivia, para rechazar los actos racistas y discriminatorios ejecutados por opositores.

Esta movilización forma parte de la agenda en defensa de la democracia y el respeto al voto de las comunidades rurales.  Otras marchas ingresan desde el sur y el oeste.

Desde su llamado a desconocer los comicios, se han registrado focos de violencia en algunos departamentos de Bolivia y agresiones contra mujeres indígenas, pero el gobierno de Morales ha actuado con toda cordura.

Sin embargo dentro y dentro de Bolivia seguidores y admiradores de  Evo desean que allí se restablezca la democracia y el genuino gobierno plurinacional y que el indiscutible  gobierno y el  pueblo hagan valer sus derechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. La derecha solo sigue la macabra agenda imperial, porque #EvoEsBolivia como Venezuela, Nicaragua y Cuba son “malos ejemplos” por tratar y demostrar que otro mundo mejor es, como dijera nuestro Presidente, “posible, necesario y urgente”, somos la verdadera alternativa a los desmanes del capital.