Nuevamente las llamas iluminaron la ciudad (+ fotos y video)

Share Button
Por Luis Carlos Frómeta Agüero | 13 enero, 2017 |
1

Quema Bayamo Cuba“Un volar de palomas y rugir de techos calcinados de la que fuera rica y culta ciudad, era lo que presenciaban los ojos atónitos de los españoles”, así lo escribió el destacado historiador José Carbonell Alard, en sus Estampas de Bayamo, refiriéndose al estremecedor acontecimiento  acaecido el 12 de enero de 1869.

Esa noche, 148 años después, volvieron las llamas a la  Plaza de la Revolución de la ciudad, no solo para recordar aquel memorable episodio, sino para reafirmar la férrea disposición  de defender nuestros principios de soberanía y patriotismo.

La gala político-cultural, Naciendo de las cenizas, dirigida por Fernando Muñoz Carrazana, colmó la expectativa de quienes acudieron a la cita, celebrada a escasos metros del lugar, por donde inició la quema de la ciudad, para impedir que cayera en manos del enemigo.

El Coro profesional de Bayamo, la Orquesta sinfónica juvenil, solistas y actores del territorio, conformaron el elenco,  encargado de revivir, artísticamente aquella hombrada de rebeldía.

El presidente de la Asamblea municipal del Poder Popular en Bayamo, Samuel Calzada Dellundé  recordó la entrega mambisa en la consolidación del noble gesto patriótico y subrayó el compromiso de continuar el legado de aquellos patriotas.

La actual capital de Granma, demostró, otra vez, su    poder de convocatoria, ante uno de los hechos más significativos de la historia nacional, cuyos pobladores de entonces, luego de disfrutar   83 días de Gobierno revolucionario y antes de caer en poder colonial, decidieron reducirla a cenizas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. La gran Ciudad e invicta Bayamo; tomaba el ejemplo de Numancia, aquella ciudad española que por allá por el año 133 a.C. Acudió al único y glorioso sacrificio del fuego, antes de perder la dignidad. Así ocurrió en Bayamo aquel sublime 12 de enero de 1869 cuando las cenizas de esta urbe, hoy capital de Granma, tomara la tea en sus manos para decirle al mundo de la firmeza de nuestra decisión de liberarnos de la tiranía de España. La quema de nuestra ciudad fué y es el hecho que marcó el destino de un país como el nuestro y nos hizo ser más cubanos, más patriotas. Pude presenciar la gala conmemorativa, como todos los años acontece, felicidades a todos los que hicieron posible de que el aniversario de la gloriosa y épica quema de nuestra Invicta Ciudad se hiciera más patente y se acercara de verdad al hecho. Muchas felicidades, esperamos que los aniversarios a este heroico suceso se siga celebrando con este esplendor. Quiero terminar con las palabras del Padre de la Patria, Carlos Manuel de Céspedes, cuando le consultaron sobre esta sublime resolución de quemar la ciudad: “Consulten al pueblo bayamés, y si este con abnegación sublime lo aprueba, ejecutase esta obra gloriosa, que a de dar impulso a la revolución y convencimiento, de que estamos dispuesto a darlo todo por el trieunfo de nuestros ideales…”