Nueve conclusiones de la segunda fecha de eliminatorias

Ya se han disputado dos jornadas y pueden verse algunas tendencias: Chile y Uruguay están muy sólidos, Brasil tiene material y Argentina sigue en un hoyo.

Share Button
Por AS | 14 octubre, 2015 |
0

1. A Ecuador le cuesta atacar

Alexis, Willian y Godín
Alexis, Willian y Godín, figuras de la fecha 2 de las eliminatorias sudamericanas.

La selección ecuatoriana cosechó un gran triunfo en Buenos Aires en la primera fecha a base de orden defensivo y contragolpes veloces. Pero cuando le tocó proponer en el Atahualpa ante la débil Bolivia, fue previsible y sufrió de más para sacar el resultado. El de Quinteros es de esos equipos que se sienten incómodos con el rol de favoritos, y que funcionan mejor cuando la iniciativa la tiene el rival. Bolivia presentó poco y nada en Quito y casi le alcanza para sacar un buen punto.

2. Uruguay sorprende sin sorprender

Que Uruguay haya ganado de local y aprovechando el balón parado no es ninguna sorpresa. Pero que lo haya hecho con tanta claridad, sin sus dos grandes estrellas en ataque, y ante Colombia, sí que ha sorprendido un poco. El equipo de Tabárez basa su éxito en la solidez defensiva –que comienza desde la presión de los delanteros- y en el oficio de sus jugadores. Si el equipo sigue así y además suma a Cavani y Suárez, será muy difícil que no asegure pronto su clasificación.

3. Colombia es un equipo soso

Lo viene siendo desde la Copa América, lo mostró una vez más con una pobre actuación ante Perú y lo confirmó ayer en Montevideo. A pesar del talento de sus jugadores y de ser un equipo armado desde hace más de tres años, algo no está funcionando en la selección de Pékerman. Dubitativa en defensa y falta de chispa en ataque, Colombia se presenta como un cuadro frágil y aburrido, que ayer fue sometido por los uruguayos. La dependencia de lo que pueda o no hacer James es preocupante.

4. Paraguay sigue el manual de estilo

El equipo que ayer empató con Argentina recordó por momentos a las selecciones paraguayas de hace diez años: sólidos en defensa y en el mediocampo, y veloces a la hora de hacer las transiciones ofensivas. Por más que Argentina tuvo un par de buenas ocasiones, los guaranís daban la sensación de que en el Defensores del Chaco no iban a encajar. Estuvieron cerca de ganarlo jugando a la paraguaya, con mucho orden y garra. Un rival que, aunque no enamora, será complicado en cualquier cancha.

5. Argentina, una selección ensimismada

Es cierto: Martino ha tenido mala suerte con las lesiones y tuvo que improvisar en algunas posiciones. Pero si hay alguna selección con variantes, esa es la argentina, por lo que no se puede perdonar que un cuadro que reúne a varios delanteros top no haya marcado ningún gol en dos jornadas. El equipo albiceleste depende de la inspiración de alguna de sus estrellas, porque el juego colectivo es casi inexistente. Ayer el más peligroso fue Tévez, y Martino lo retiró del campo: fue en ese momento en el que Argentina mostró su peor cara. Muchas cosas tienen que cambiar para que el finalista del último mundial vuelva a imponerse con categoría a sus rivales sudamericanos.

6. Brasil comienza a cumplir

La derrota en Chile fue algo engañosa: Brasil pudo marcar más de un gol, pero fue La Roja la que aprovechó sus oportunidades, sin pasar por encima –ni mucho menos- del Scratch. Ayer ante Venezuela el equipo de Dunga jugó bien y en ningún momento dejó dudas. Si el problema es la falta de un nueve, la posibilidad de que Neymar juegue suelto arriba en lugar de Oliveira o Hulk suena bastante tentadora. Junto con Willian y Douglas, puede formar parte de un tridente especial. Que nadie descarte a este Brasil que, si encuentra ritmo, puede situarse bien arriba en la tabla.

7. Venezuela es una lágrima

En la derrota en casa ante Paraguay, la Vinotinto no generó casi ocasiones y regaló un gol que podría terminar siendo clave en esta larga eliminatoria. Si bien tuvo más la pelota, está claro que tiene dos graves problemas: una defensa muy débil y un ataque sin inventiva. La derrota en Brasil estaba dentro de lo esperable, pero el pésimo trabajo defensivo del equipo de Sanvicente es bastante preocupante. Teniendo en cuenta que en la próxima jornada visitarán a Bolivia en La Paz, el técnico venezolano tiene que estar preocupado.

8. Chile se hace cada vez más fuerte

Es verdad que el de Lima fue un partido rarísimo, con expulsiones, penales, remontadas y un arbitraje polémico. Pero lo cierto es que, en ataque, el chileno es de lejos el mejor equipo de Sudamérica. La dupla Vargas-Alexis es letal, y la química entre Valdivia y Díaz en el medio es envidiable. Si a eso se suma la tenacidad de Medel y la clase de Bravo (que no mostró ante Perú), Chile confirma que está a la altura de los más grandes.

9. Perú es un equipo ingenuo

Cuando Farfán empató el partido a los 10’, parecía que Perú se metía de nuevo en el encuentro, apoyado por su público y sus jugadores más talentosos. Pero, tras la ingenua expulsión de Cueva, el equipo quedó demasiado expuesto y todo se complicó demasiado. Ganarle con 10 al equipo en mejor forma del continente es casi imposible, por más que algún susto se llevaron los chilenos. Es la segunda vez que le pasa a Perú, pues ya en la Copa América, y también ante Chile, Zambrano se hizo expulsar tontamente en el primer tiempo. Pareciera que el rival más duro para Perú son sus propios jugadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .