Nuevos aires a una edificación cultural

Share Button
Por Roberto Mesa Matos | 18 junio, 2018 |
0
Desde junio de 1993, el CPCL radica en la vivienda 161 de la calle Plácido, donde vivió el poeta Manuel Navarro Luna / FOTOS: Roberto Mesa Matos.

Manzanillo.- Acabada de cumplir los primeros 25 años como sede del Centro de Promoción de la Cultura Literaria (CPCL) Manuel Navarro Luna, la edificación que era vivienda de la familia del poeta vanguardista recibe por estos días un amplio programa de reparación y mantenimiento.

Las acciones constructivas en la casa ubicada en la calle Plácido número 161 esquina a calle Pedro Figueredo, las asume desde hace poco más de dos meses una brigada de trabajadores no estatales, de la ciudad de Bayamo, la que labora en el resane de paredes, cambio de redes eléctrica e hidrosanitaria, pintura, ubicación de falso techos y restitución de todo el mobiliario y carpintería.

Ángel Larramendi Mecías, director del CPCL declaró a la prensa que los trabajos incluyen el mejoramiento de bar, la escalera y, además, la biblioteca, donde estaba el despacho personal y bufete de Navarro Luna.

“El objetivo es brindar vitalidad al inmueble preservando sus valores patrimoniales para elaborar el expediente y proponerlo en el menor tiempo posible como Monumento Nacional, por el significado de la personalidad de las artes que vivió entre estas paredes.

Para ello, dijo Larramendi Mecías, trabajarán posteriormente especialistas y técnicos de conservación patrimonial del Fondo Cubano de Bienes Culturales, con cuidado de todos los detalles.

La vivienda está compuesta, además, por sala y saleta, junto a los cuartos, que funcionan hoy como oficinas sede de la editorial Orto, de la ciudad del Golfo de Guacanayabo, el patio, y en el segundo nivel el despacho y biblioteca, a lo que se le agregó hace unos años una sala de navegación, que también recibirá un mejoramiento tecnológico con la entrada de computadoras nuevas, impresoras y equipos acondicionadores de aire.

El Centro de Promoción de la Cultura Literaria Manuel Navarro Luna es una institución fundada en 1993 por el Ministerio de Cultura de la República de Cuba, mediante resolución No.43, rubricada por Armando Hart Dávalos, Ministro de Cultura, en aquellos años.

Servicios bibliotecológicos, museológicos y de archivo, son algunas de las propuestas del colectivo a las que se unen actividades literarias para niños y adultos; el rescate de las vigilias martianas en la noche de los 27 de enero, víspera del natalicio de José Martí, junto a la especial atención al movimiento autoral de la antigua región Manzanillo.

Los integrantes de esa vanguardia publican lo mejor de sus obras, bajo el sello editorial Orto, digno homenaje a una de las más importantes revistas culturales de su tiempo. El expediente lo componen más de un centenar de títulos, agrupados casi en su totalidad, dentro de las colecciones: Pulso y onda (poesía), Anazca (ensayo), Rondamar (literatura para niños y jóvenes) y Marcos Antilla (narrativa).

Los constructores se centran en este minuto en dejar lista la escalera para el acceso al segundo nivel del inmueble

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *