Nutridos por los números

Share Button
Por Sara Sariol Sosa | 6 septiembre, 2019 |
0
FOTO/ Luis Carlos Palacios

Margarita Heredia Sarmiento y José Miguel Verdecia Arias, les han consagrado a los números buena parte de sus vidas.

A ellos llegaron poco más de cuatro décadas atrás cuando aún no sabían bien a que labor se dedicarían, y como otros jóvenes, decidieron probarse, en Bayamo él, en Campechuela ella, en una convocatoria para la red de estadísticas.

“Tenía solo 16 años, recuerda Margarita, y en el municipio, luego de la división político-administrativa, hicieron pruebas de español y matemáticas para quienes desearan trabajar en los órganos globales de la economía; aprobé y me vincularon a Estadísticas.

“Solo tenía vencido el 12 grado, y en ese primer año inicié los estudios de técnico medio en economía, y luego en curso por encuentros, en la Universidad de Granma, me gradué como licenciada en esa especialidad.

“He trabajado en todos los censos, y pasé por todas las plazas o áreas en la oficina municipal de Estadísticas de la localidad, hasta que, por la experiencia ganada con los años, fui designada como directora.

“Por esta labor me hice profesional, me ha posibilitado la interrelación con personas de otras entidades para la recepción de informaciones, y el desempeño en otras tareas, como los procesos eleccionarios del Poder Popular en los cuales he participado, y donde por mi labor profesional, me ocupan en la confección de los partes.

“La estadística me ha dotado de experiencia personal y profesional, y yo me he consagrado a ella; adoro lo que hago.”

Esas mismas razones motivan a José Miguel, quien, como Margarita, comenzó entales avatares muy joven, 41 años atrás, sin anterior experiencia laboral alguna.

“Había pensado hacerme profesor, pero conocí de la captación de personal para la red, aprobé el examen, entré, terminé la facultad, porque solo tenía noveno grado, luego me hice técnico medio, y aquí estoy.

“Me siento muy realizado, y conozco de la enorme importancia de los anuarios estadísticos que confeccionamos, de los censos de población y viviendas, y de toda esta labor que apoya la gestión de los directivos en la toma de decisiones, a partir de las informaciones que captamos y les proporcionamos.”

La entrega de estos dos granmenses ha sido reconocida por estos días, a propósito de conmemorarse este 6 de septiembre el Día del trabajador de la estadística y la información, una labor que los ha forjado entre datos y números, que cada jornada los nutre, disciplina y ennoblece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *