¡Ochenta kilogramos de gloria!

Share Button
Por Ibrahín Sánchez Carrillo | 9 septiembre, 2016 |
0

Leydis Rodríguez Rodríguez, CubaNo sé si a otros les ha parecido intrascendente el sexto lugar de la granmense Leydis Rodríguez Rodríguez en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016, pero ciertamente la bayamesa levantó ¡80 kilogramos de gloria!

No sé si alguien esperaba que ella -con apenas un lustro en las pesas y en un país sin tradición en ese deporte para féminas- pudiera regresar de Brasil con otro resultado que no fuera el de haber logrado un sueño. ¡No sé!, pero que ganar en el deporte -y en la vida- no solo se resume en una medalla.

También puede leer: Leydis se supera en Río (+ videos)

Objetivamente, el nivel de la competencia fue en extremo exigente. La turca Nazmiye Muratli implantó récord mundial (WR) y Paralímpico  (PR), con 104 kilos. La china Zhe Cui (102 kg) quedó en plata; mientras que el bronce fue para la indonesia Nengah Widiasih Ni (95 kg). ¡Impresionante!

En Río 2016, Leydis cerró un ciclo: el de la primera mujer cubana pesista que asiste a unos Juegos Paralímpicos, condición que también ostenta en citas continentales cuando ganó el oro en Toronto 2015. Un ciclo que revela emancipación, advierte voluntad frente al destino y amor… Sí, mucho amor.

Yo hubiera preferido verla terminar la competencia alegre, con la misma sonrisa que celebró el primer intento, en el que superó su marca personal,  impuesta en Canadá (77 kilos).

Sin embargo, falló en una segunda y tercera oportunidad sobre 85 y 88 kilogramos, respectivamente, y su rostro se transfiguró: insatisfacción, tristeza, pudor; sin darse cuenta que todo lo que nos ha dado siempre será suficiente. ¡Siempre!

Y aunque no haya otra Paralimpiada u otro evento en el que tenga que lidiar en la palanqueta, sí habrá un mañana… y muchas anécdotas que contar y otros retos por vencer y otros kilogramos que levantar  (se me antoja Osmay, su hijo) y otros motivos para sonreír.

Entonces no importará el peso ni el color de la medalla ni los rivales ni los aplausos ni la indiferencia de algunos. Solo será importante que vencieras en la vida. ¿¡Verdad Leydis!?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *