Un oficio de lunes a lunes

Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez | 4 octubre, 2020 |
0
FOTO/Luis Carlos Palacios Leyva

De cuanto puede hacer una mujer si se lo propone, da fe Yamilé Reynaldo Batista, navera en la ueb avícola Juan Pérez Olivera, ubicada en el municipio granmense de Jiguaní que cerró la producción de su nave desde septiembre, con un sobre cumplimiento de cinco mil huevos.

Sobre su oficio, comenta: “Es muy sacrificada, bastante, hay que levantar sacos de pienso y caminar desde que llegas hasta que te vas, excepto en el horario de descanso.

“Este es un oficio de lunes a lunes porque las gallinas ponen todos los días, sin embargo, nos satisface saber que aportamos a la alimentación del pueblo.

“A pesar de lo trabajoso del oficio, hemos demostrado que con las mujeres hay que contar y que no hay oficios imposibles si nos lo proponemos”.

Según Yuniel Hidalgo López, director de la Juan Pérez Olivera, la misión de la instalación es alcanzar al cierre del año 38,8 millones de huevos, propósito que marcha sobre ruedas, pues ya al cierre de septiembre acumulaban 26,2 millones de huevos, con un crecimiento productivo de 1,2 millones de huevos por encima del plan de 2020, y una disminución de 17 kilogramos de pienso por decena de huevos producidos.

Otro de los retos en los cuales se inserta la unidad es la producción de alimentos tras la disposición de siete hectáreas, de ellas unas 5,3 sembradas con yuca, boniato, y pepino, maíz, berenjena, calabaza; cebolla, ajíes y tomate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *