Omar Vilar Téllez: Una obra de entrega y consagración

Share Button
Por Juan Farrell Villa | 16 diciembre, 2019 |
3
FOTO/Luis Carlos Palacios

Mucho  habrá de extrañarse a Omar Vilar Téllez, en el sector, o en los que se debatan asuntos referidos a la economía agropecuaria, por ser en esos entornos, entre otros, un consagrado, de gran sapiencia  e incondicional entrega.

Natural  de Palma Soriano, en la actual provincia de Santiago de Cuba,  una fibrosis  pulmonar puso fin a su vida,  recientemente, a los 83 años de edad no obstante los esfuerzos de la medicina  cubana.

Fundador del Partido Comunista de Cuba, economista merecedor del premio por la obra de la vida con más de 60 años de labor, las medallas por los aniversarios de las FAR  y distinción Marcos Martí acumuló una rica y larga trayectoria al servicio de la Revolución.

Sus compañeros lo recuerdan como una persona muy sensible ante los problemas de los demás, siempre asumiéndolos como propios.

Hombre sencillo, buen padre, abuelo y esposo, nunca  puso sus intereses personales por encima de su deber como cuadro  y revolucionario integro, al decir de Edelmiro Echevarría Espinosa, jefe de la oficina de atención a la población en el Delegación de la Agricultura en la provincia de Granma .

¨Omar Vilar fue un  maestro, pasaran los años y  perdurará su ejemplo, dedicación  y entereza sin límites¨, señaló  María Sánchez Fonseca, especialista del Departamento de Organización, Planificación e Información de la antes mencionada entidad.

Bernardo Rodríguez Carrazco, teniente coronel retirado, al evocarlo,  destacó su participación en las tareas de la defensa, desde la lucha por la definitiva independencia y como  miembro de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Un poco atrasado pues no había visto la noticia, pero no puedo dejar pasar por alto el pésame a su familia y el reconocimiento a quien fue un maestro para todos los económicos de la agricultura en Granma, en mi caso aunque hoy no estoy en la agricultura, si fui su subordinado hace mas de 25 años y por 5 consecutivos, en la vida real fue un maestro de generaciones y un trabajador inagotable.