ONU pide garantizar derechos vitales de palestinos en Gaza

Share Button
Por | 25 agosto, 2020 |
0
FOTO/RT

Ramallah, -Organismos de la ONU encargados de socorrer a los palestinos pidieron hoy a Israel mantener el suministro de combustible y otros bienes básicos a la franja de Gaza, para proteger a enfermos hospitalizados y al resto de la población. 

El cierre de la central eléctrica ha provocado que la alimentación de energía disminuya a dos o tres horas por día, seguida de unas 20 de interrupción, tal realidad tiene efectos devastadores en los servicios claves, incluidos los hospitales, lo que pondría en riesgo la vida de casi dos millones de personas, subrayó una de esas entidades en un comunicado.

En su pronunciamiento el Organismo de Obras Públicas y Socorro de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (OOPS) dijo estar extremadamente preocupado por esa medida punitiva, aplicada por el gobierno israelí contra los residentes en la estrecha demarcación que controla por aire, mar y tierra, reseñó la agencia de noticias Wafa.

Según el Derecho Internacional Humanitario no debe impedirse el paso de los envíos de ayuda, en este caso para la electricidad, insistió la OOPS tras rechazar igualmente otras disposiciones como la prohibición de la pesca en el emplazamiento, fuente de alimentación esencial.

Asimismo alertó sobre el peligro que representa la escalada militar de Tel Aviv, que ha ejecutado ataques aéreos contra Gaza durante más de 10 noches seguidas.

Al llamado se unió también el representante en Gaza de la UNRWA, Matthias Schmale, quien demandó garantizar un suministro de combustible suficiente para satisfacer las necesidades básicas de los pobladores.

Todas las partes deben mostrar la máxima moderación y proteger a la población civil, respetando su dignidad, agregó el funcionario de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina (UNRWA).

El gobierno sionista alega que los recientes bombardeos obedecen al lanzamiento de globos incendiarios desde la franja de Gaza, acciones que atribuye a la organización Hamas.

Las tensiones entre las partes subieron de tono desde la promulgación en enero pasado del Acuerdo del Siglo, presentado por el presidente estadounidense -Donald Trump-, el cual propone conceder a los palestinos una patria discontinua (suerte de islas rodeadas de asentamientos judíos), deja en manos de Tel Aviv el cotizado Valle del Jordán y declara a Jerusalén capital indivisible de Israel.

En virtud del mismo el Estado israelí podría anexar hasta un 30 por ciento de Cisjordania.
Dicho anuncio desató protestas en esa localidad y Gaza, al igual que el pacto entre Israel y Emiratos Árabes Unidos (EAU) para normalizar sus vínculos a cambio de un congelamiento temporal del proceso anexionista, trato que los palestinos consideran una traición a su causa.

Según el máximo líder de ese pueblo, Mahmoud Abbas, tal consenso discrepa de la Iniciativa de Paz Árabe (2002), la cual condiciona esa posibilidad (restablecimiento de relaciones) a la salida israelí de los territorios que ocupó en 1967 y mantiene bajo su control hasta la actualidad (Gaza, Cisjordania y Jerusalén este).

Mientras EAU lo valora como positivo para los palestinos, por la suspensión de la anexión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *