Operan novedosos hornos en talleres Fajardo, de Manzanillo

Share Button
Por Luis Morales Blanco | 1 julio, 2019 |
18
FOTO/Rafael Martínez

Chispas multicolores, como fuegos de artificio, advierten la diferencia de temperatura entre el hierro frío que ingresa y el ya derretido  en cada uno de los dos  nuevos hornos de inducción recién estrenados en la unidad empresarial  de base de  servicios mecánicos Comandante Manuel Fajardo de  Manzanillo.
El progreso viene a fortalecer una  añeja tradición siderúrgica que atesoran obreros y técnicos de  la planta, Leovis Mesa Ramírez, director de la sucursal Granma de la empresa nacional de Servicios Técnicos Industriales (Zeti), entidad a la que pertenece Talleres Fajardo pormenoriza acerca de  la nueva adquisición.

“El montaje de los hornos de inducción en Fajardo es indudable paso de avance, allí tradicionalmente se funde  el metal en hornos de cubilote, con carbón coque; estos de inducción, funcionan con electricidad; nuestra  sucursal  acometió  la construcción y montaje de todo el  sistema y la ueb  manzanillera lo explota; esto se combina con una planta de moldeo totalmente moderna”.

La inversión  da la oportunidad de  proporcionar  bombas a todo  que las necesite para que el país no se vea obligado a importarlas,  también gana la economía: el costo de la  electricidad es menor que la compra de carbón coque, bastante caro en el mercado exterior.

Varios especialistas de Zeti y de Talleres Fajardo  intercambian impresiones acerca de lo novedoso del sistema, mientras vigilan  el hermoso espectáculo en el que  el metal se licúa para adoptar futuras y  nuevas formas.

David Navarro, especialista de mantenimiento de   Zeti explica que ambos  hornos de inducción  (de procedencia china) tienen  capacidad de 1,5 toneladas cada uno por hora, funden alternativamente para totalizar 1, 5 y tres  toneladas,  de acuerdo con el  tamaño de las piezas. El especialista explica que la  inversión tiene un valor de 6,5 millones, de ellos  3,8 en moneda libremente convertible, arrancaron   la parte de los hornos el 19 de mayo, la  del moldeo arrancó en abril de 2016; “en el sistema de fusión con el sistema de inducción llevamos un mes”, precisa.

“El paso siguiente será elevar los niveles de producción, subir los estándares  de calidad, aumentar la cantidad de bombas que necesita Azcuba y tratar de dar la mejor respuesta posible  al mercado nacional  azucarero y otros sectores de la economía.

“Este es un proceso que ahorra fuerza de trabajo, y mejora  los salarios; antes para hacer eso mismo eran necesarias 55 personas, ahora bastan  18; de los costos, antes el hierro nos salía con un 80 por ciento de materiales importados y con esta tecnología disminuyen los materiales foráneos, pero la cantidad de bombas debe aumentar entre cinco y ocho veces, de acuerdo con  régimen de explotación.

Luis Osmel Arias Reytor  siente satisfacción   porque los compañeros de Zeti Granma fueran  los encargados de la construcción y montaje de las bases y equipos,   iniciado  con el proyecto y los replanteos, la construcción de las bases y finalmente al montaje del horno  y el sistema de bombas.

“La inversión comenzó en 2014, la línea de moldeo hace tres años que está funcionando,   hace dos meses que se le dio la puesta en marcha a la base de los hornos, se terminó con la impermeabilización y ¡a producir!, dice.

Rolando Oduardo Peña, jefe de grupo de automática  de la sucursal Granma de Zeti,   indica que  previamente se hizo un estudio de mercado  para conocer  qué tecnología más  eficiente podría traerse a nuestro país para obtener   mayores resultados positivos aparejados a las producciones de Zeti.

“En el proceso de montaje eléctrico y de automatización  aprovechamos los saberes  y la capacidad de cada trabajador y técnico, pues no  existía este tipo de proyectos de montaje ni de funcionamiento,  y de los estudios que realizamos   específicamente sobre  los hornos de inducción.

“Tuvimos que aplicar ingeniería inversa,  o sea    obtener información  a partir del producto, con el fin de determinar cuáles son sus componentes,  de qué manera interactúan entre sí y cuál fue el proceso de fabricación”.

Fue una labor difícil   por las condiciones, la altura de trabajo, la escasez de recursos, hubo que guapear  fuera muchos de ellos innovar mucho, pues no existía  documentación técnica;  solo con  el trabajo interactivo de la Sucursal y Talleres Fajardo se logró el resultado halagüeño de la ejecución de esta obra.

Otra vertiente del  éxito  la esgrime Vivian González Guerra especialista de la sucursal Zeti Granma: “Trabajamos con un sistema de gestión de la calidad certificado y eso   permite que nuestros servicios tengan una mayor aceptación por los clientes.”

Responder a Zidy Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. ¨El costo de la electricidad es menor que la compra de carbón coque, bastante caro en el mercado exterior¨ por esta causa el sector azucarero se encuentra hoy en día inmenso en varias inversiones que nos darán una adelanto tecnológico y un avance en la industria azucarera cubana

  2. El montaje de estos hornos de inducción es indudable paso de avance, done todavía se funde el metal en hornos de cubilote, con carbón coque; estos de inducción, funcionan con electricidad; necesitamos seguir en la rueda de la tecnología y seguir avanzando

  3. Sin dudas es novedosa la nueva tecnología, humaniza el trabajo, permite incrementrar los níveles de productividad, por lo que los trabajadores de la Fábrica Manuel Fajardo tenemos un gran reto y a la vez un compromiso, pues nos corresponde revertir con resultados positivos esta costosa inversión, que liderados por la directora Silvia del Carmen Santiesteban González debemos cumplir, nos sobran las motivaciones para eso, pues Granma será la sede del acto central por el 66 Aniversario del Asalto a los Cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes y Manzanillo, municipio en el que está situada la fábrica, es la sede del acto provincial por la fecha y si Granma va por Más, nosotros los trabajadores de Fajardo también Vamos por Más.

  4. La puesta en marcha de los hornos de inducción posibilita el aumento de la productividad y la reducción de las importaciones de bombas, logrando así el cumplimiento de los planes de producción contribuyendo al aumento del salario de los trabajadores que tanto empeño ponen en sus labores. Ahora sólo nos queda cumplir trabajando con eficienciay calidad. Fajardo por más.

  5. Lograr incrementar los níveles de producción de bombas para satisfacer la demanda de AZCUBA y poder atender pedidos de terceros, es un reto para el colectivo de trabajadores de la Fábrica Manuel Fajardo, a partir de la puesta en marcha de los hornos de inducción con la asistencia de los chinos, es además, un compromiso para sustituir importaciones, que es el llamado que nos ha hecho nuestro presidente de la república Díaz Canel, pero para ello no basta con incrementar la productividad, es preciso unirle a ello la eficiencia y lograr un producto de mayor calidad.

  6. Felicitaciones para los dos colectivos que están involucrados por el logro alcanzado, una vez más se comprueba el avance de las nuevas tecnologías en la industria azucarera política que se implementa con prioridad por el grupo azucarero AZCUBA, bueno ahora a producir y mejorar la calidad en el proceso productivo y de la producción terminada para lograr mayor motivación en los trabajadores.

  7. Una inversión que sustituye importaciones y da la posibilidad de incrementar, a menos costo, la producción de bombas.
    Enfrascados en la tarea han estado los trabajadores de la Sucursal Granma y los de la Fábrica Manuel Fajardo, ambos de ZETI

  8. Con la introducción del nuevo horno se podrá elevar la producción y aumenta la calidad de los trabajos que allí se realicen para dar respuesta a las necesidades de las industrias que necesiten sus servicios

  9. Bien por Zeti Manzanillo, porque se realizó el estudio del mercado para decidir cual seria la tecnologia a aplicar, además de la transferencia de tecnologia que se realiza. Esto va a mejorar la calidad de las fundiciones que tanto demanda la industria azucarera cubana.

  10. Importante inversión que genera mejores resultados en la producción de azúcar y por ende en la mejora de la calidad de vida de los trabajadores del sistema AZCUBA en el país, ahora solo se necesita agilidad y compromiso de los técnicos, operarios y trabajadores en general que hacen funcionar estos equipos, muchas felecidades para los hombres y mujeres que tienen que ver con la puesta en marcha de estas máquinas merecedores de admiración.
    Felicidades gente buena de ZETI Granma.

  11. Felicidades a los innovadores del Fajardo.
    Muy oportuna esa inversión para el grupo AZCUBA, ya que proporcionar las bombas que necesitan los ingenios contribuye al avance de las reparaciones y significa un aporte para la economia del país pues sustituye importaciones.