Operará de forma experimental comercio minorista en cup

Share Button
Por Agencia Cubana de Noticias (ACN) | 2 diciembre, 2019 |
0
FOTO Anaisis Hidalgo Rodríguez

La Habana, Atendiendo al estado de opinión de la población, respecto a los vueltos en moneda (CUP) en tiendas que operan en (CUC), el Banco Central de Cuba decidió iniciar de forma experimental la implementación de los cambios en pesos cubanos en el comercio minorista, que opera en pesos convertibles.

Esta medida forma parte del ordenamiento monetario que se está aplicando en el país.

Dicho reclamo surgió desde el año 2014, durante el proceso de aceptación de la moneda nacional en el comercio minorista que opera en pesos convertibles, según informó en un comunicado el Banco Central de Cuba.

Añade esa entidad, que para su inicio, han sido seleccionadas dos unidades comerciales en las cadenas de tiendas, una perteneciente a Tiendas Panamericanas, Centro Comercial Almendares, ubicada en la esquina de Avenida 41 y Avenida 42, en el municipio de Playa, y la otra a la Cadena Tiendas Caribe, Centro Comercial de 5ta. y  42, ubicada en la esquina de Avenida 5ta. y  Avenida 42, del mismo municipio.

A partir de los resultados alcanzados, y su efectividad durante el desarrollo del experimento, se evaluará su extensión progresiva a otros establecimientos comerciales en La Habana y el resto de las provincias, de lo cual se continuará informando a la población oportunamente, concluye la nota.

Es oportuno recordar que la implementación de esa dualidad monetaria obedeció a dos razones fundamentales.

La primera: la necesidad de introducir una moneda fuerte en los momentos más críticos de la crisis económica de los noventa, para evitar una devaluación nominal drástica de la moneda nacional; es decir, su devaluación vertiginosa, mucho más de lo que realmente llegó a depreciarse.

La segunda: la urgente necesidad de poder ingresar divisas frescas, ante la pérdida de los mercados de exportación e importación fundamentales que se desarrollaron durante varios años, bajo relaciones de intercambio favorables para la economía cubana y condiciones crediticias blandas, de las cuales se disfrutó hasta el inicio de la crisis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *