Orgullo colectivo

Share Button
Por Roberto Mesa Matos | 13 septiembre, 2018 |
0
FOTO/ Rafael Martínez Arias

Manzanillo. – Hablar de la avenida Primero de Mayo es remitirse de inmediato a los carnavales, porque esa arteria es el centro del Rumbón Mayor que cada agosto disfrutan miles de manzanilleros y visitantes a esta costera ciudad, segunda en importancia de la oriental provincia cubana de Granma.

Pero hoy la noticia va más allá y es que esa avenida comienza a recuperar su esplendor gracias a la voluntad y las manos de muchos, entre ellos los propios vecinos del lugar.

En la Primero de Mayo ya repararon un portal e iniciaron los trabajos constructivos en el segundo. Elba Luisa Peña Tamayo reside en la vivienda número 48 y manifiesta que todos los vecinos están muy contentos por la terminación de los portales.

“Es maravilloso comprobar que nuestra ciudad va cambiando poco a poco con el interés de seguir avanzando. Gracias a la Revolución, a Fidel y Raúl a nuestro presidente Díaz – Canell, que nos maravilló su visita por aquí, como lo ha continuado haciendo por el resto de las provincias.”

Julio César Fernández Guerrero reside también en avenida Primero de Mayo entre calle Caridad y San Silvestre dice que todos ayudaron a los constructores, y les brindaban café, merienda y agua fría.

“Es un viejo anhelo hecho realidad hoy para satisfacción de todos nosotros. Ahora sí va quedando lindo todo, muy pronto podremos sacar los balances al portal para disfrutar de la brisa que nos llega del mar.”

El programa de recuperación de portales manzanilleros incluye en una primera etapa concluir nueve de esos espacios de las viviendas, localizadas en la avenida Primero de Mayo.

José Enrique Remón Domínguez, presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular de Manzanillo expone que el interés es recuperar dos antes del 10 de octubre, fecha que marca el aniversario 150 del inicio de las gestas independentistas cubanas en La Demajagua.

“Luego continuaríamos con otros dos y el resto más adelante. Estos van a quedar mucho mejor terminados con elementos arquitectónicos más actuales, el hormigón y el acero, que les ofrecerá fortaleza y durabilidad; la cubierta es bastante buena. Esta es una de las calles más importantes de la ciudad, de ahí la trascendencia de acometer estas labores.”

Remón Domínguez elogió la activa participación de los vecinos en las tareas constructivas y la calidad en las labores, que ejecutan brigadas del sector no estatal.

“Cada equipo de estos tiene un asesor, al cual no le remuneramos ese trabajo, lo hace por compromiso y convicciones, por ayudar a la revitalización de las edificaciones de la ciudad, arquitectos e ingenieros muy preparados que velan por el cuidado patrimonial de los inmuebles. Agradecemos además el apoyo y la colaboración de los especialistas de la Oficina del Historiador de La Habana.”

Hoy la avenida Primero de Mayo, de Manzanillo, es la misma, pero no es igual: cuando en agosto del próximo año vuelva a hacer el centro de los carnavales exhibirá una imagen diferente de sus portales y fachadas, fruto de la voluntad y esfuerzo de muchas manos, convertida en orgullo colectivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *