Otelo, el “Moro” de Niquero

MUY PEQUEÑO IMITÓ A PEPE GRILLO LANZÁNDOSE CON UN PARAGUAS DESDE EL TECHO DE SU CASA, LUEGO QUISO REINVENTAR LA PÓLVORA Y TAMBIÉN SALIÓ MAL PARADO HASTA QUE, GOLPEADO POR TANTAS TRAVESURAS, ENCONTRÓ EN LA RADIO EL ESPACIO FUNDACIONAL PARA DESENCADENAR SUS SUEÑOS. HABLAMOS DE LUIS OTELO COTERÓN COTERÓN.
Share Button
Por Luis Carlos Frómeta Agüero | 3 mayo, 2020 |
0

-Durante una etapa de mi niñez enfermé de sarampión y para que permaneciera tranquilo en casa, mi abuela compró un libro titulado Como hacer títeres, a los pocos días tenía tres muñequitos elaborados con pasta de papel.

“Al recuperarme salí en busca de unos amiguitos del barrio, ensayamos a nuestra forma con aquellos “figurines” y un Viernes Cívico, como decían en aquel tiempo, nos presentamos en una escuela primaria, luego en otra… hasta que tomamos rumbos diferentes .

LA HISTORIA

“En 1968, cumpliendo con la previa del Servicio Militar, en la Isla de la Juventud, construí unos títeres que luego el cocinero metió al horno para mejorar el secado y los vestí con parte de la ropa civil que llevaba.

“Contagiados por la idea aparecieron dos compañeros más y montamos un sketch teatral. El político de la Unidad quiso anotarse un punto y nos presentó en un internado de primaria cercano, coincidiendo con el acto municipal que iniciaba el curso escolar.

“Allí, entre otras personalidades, asistió el director de Cultura, quien al vernos se puso de acuerdo con oficiales de la Región Militar y nos liberaron para crear un grupo de teatro de similar modalidad.

“La idea funcionó con la obra, Comino y Pimienta vencen al diablo y bautizamos al grupo con el nombre de Pepe Toronja, personaje creado por mí para narrar cuentos, que luego trascendió a la radio pinera, familiarizándose más con los niños. De esta forma accidental llegué a ese fascinante mundo.

“Sentía, también, la necesidad de acercarme a Niquero, la deuda de honor contraída con los abuelos que me criaron, era un reclamo y regresé convencido de que buscaría otro trabajo, felizmente me aprobaron como Jefe de actividades en la dirección municipal de cultura.

ACCIÓN

“Motivado por mis impulsos fundé la radio base para difundir música e informaciones, uno de mis hermanos menores, técnico en electrónica, confeccionó el circuito inalámbrico en FM, con el que surqué el éter, hasta que nos descubrieron.

“Solo contábamos con mi grabadora Tesla de cinta, un plato de tocadiscos Akords , ruso, propiedad de una locutora nuestra, algunos discos particulares, la casetera del sonidista Hugo Emilio Pérez Sanz, hoy trabajador de Radio Rebelde, y una pequeña consola “aportada” por Radio Granma.

“Ante la imposibilidad de continuar la transmisión, invité a otros radioaficionados de Manzanillo con la finalidad de diseñar un transmisor Onda Media, finalmente logrado con el apoyo ofrecido por el entonces director de Radio Granma, Ernesto Martínez Robles.

“La alegría duró poco tiempo, directivos de las Comunicaciones enterados de nuestras pretensiones, interrumpieron nuevamente el proyecto.

EN EL AIRE

“Los preparativos y el asesoramiento continuaron hasta que el 2 de diciembre de 1992, al finalizar el acto por el desembarco del yate Granma en Los Cayuelos, el Comandante Juan Almeida Bosque visitó nuestro local y sin proponérselo acuñó el slogan identificativo de la incipiente planta radial:

-Desde el corazón de Niquero, haciendo patria, escribiendo historia.

“Llegó el primero de mayo de 1995 y se inauguró oficialmente Radio Portada de la Libertad, paulatinamente cobraron fuerza diversos programas, musicales e informativos, empeñados en contribuir a la formación de una cultura general integral del oyente comunitario”.

Otelo, no el moro de Venecia, de Shakespeare, sino el de Niquero, sonríe y con su grave voz precisa: “La radio es una forma de mantener unida a la familia, es enseñanza, pueblo, amor, en fin, es el placer de vivir.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *