Otro logro de la medicina granmese (+ audio)

Share Button
Por María Valerino San Pedro | 20 junio, 2019 |
3
Los doctores Arlenis Arias Aliaga y Francisco Fernández-Vega Barreto, especialistas en Cirugía General y Cirugía Plástica y Caumatología, respectivamente FOTO/ Luis Carlos Palacios Leyva

El 13 de junio de 2019, por primera vez, se realizó en el Hospital provincial Carlos Manuel de Céspedes una tumorectomía con mastectomía subcutánea ahorradora de piel con colocación de prótesis definitiva bilateral de mamas.

Este proceder quirúrgico fue descrito mundialmente en 1994, fecha en la que se llegó al concepto de Cirugía Oncoplástica. En Cuba desde hace 10 años, se practica, y su introducción en Granma tiene entre sus beneficios evitar el traslado, con el consiguiente gasto y molestias de viaje para  la paciente, a la capital del país o a las provincias de Camagüey y Cienfuegos.

Los doctores Arlenis Arias Aliaga, Francisco Fernández-Vega Barreto y Herminia Muriel Suárez, especialistas en Cirugía General, Cirugía Plástica y Caumatología y en Anestesiología, en ese orden, estuvieron a cargo de la compleja operación.

A la paciente se le había detectado en la mama izquierda una lesión de bordes irregulares, mal definida, no dolorosa a la palpación, móvil y no fija a planos profundos, y en la derecha micro calcificaciones patológicas difusas, sospechosa de células neoplásicas, por lo que al caso, luego de ser discutido en colectivo multidisciplinario,  se le aprueba un tratamiento médico quirúrgico electivo, a iniciar con tumorectomía acompañada de biopsia por congelación.

Después de retirar la tumoración y el tejido mamario dañado se colocó la prótesis de silicona, que llenó el vacío del seno.

La Doctora Arlenis explicó que colocar la prótesis no predispone la aparición de otros tumores, además, tiene un gran beneficio estético, pues la paciente a la cual se le hace radical de mamas, concluida la intervención quirúrgica, ve normal su región mamaria, aceptando mucho mejor la enfermedad e incorporándose sin complejos a la vida socialmente activa.

Agregó que este proceder está contraindicado para mujeres obesas y fumadoras, y para las que hayan recibido tratamiento radiográfico pre operatorio.

FOTO/ Geidis Arias Peña

 

“Al examinarla una semana después de operada –explica- no hay necrosis, ni cambio de coloración, ni signos de contractura capsular, el edema está disminuyendo de forma paulatina, aunque lo hace totalmente a partir de los 21 días. Todo marcha satisfactoriamente”.

Por su parte, el doctor Francisco Fernández-Vega Barreto, asegura que se trata de un gran logro de la cirugía estética granmense a escala de primer mundo.

La paciente Dianeyis Cedeño Carrazana, quien accede sin reservas a la entrevista antes y después del procedimiento,  confiesa haber entrado al quirófano con sentimientos cruzados, al experimentar un poco de sobresalto y a la vez confianza: “Sí, porque estaba segura sería satisfactoria la intervención quirúrgica”.  Trascurrida una semana la encontramos, con igual sonrisa, en el policlínico de la propia instalación hospitalaria, para asistir a la primera consulta post operatoria.

“Me siento bastante mejor –asegura-, muy agradecida a los médicos que hicieron todo lo posible para que yo saliera adelante. Le pedí mucho a Dios, pues era una operación complicada. No voy a negar que me sentí un poco tensa, pero así y todo, me da alegría ser la primera mujer en Granma intervenida con ese método, y fue un éxito, estuve ingresada solo un día.

“Antes de operarme tenía mucho dolor y ardor en el seno, además estaba aumentado de tamaño, y la decisión fue la cirugía. Verme ahora así, como si nada me hubiese pasado me hace feliz, y eso ha sido posible por la sabiduría de los médicos y gracias a la Revolución, no tuve que dar un centavo”.

Miledis Pacheco Vázquez, sobrina a cargo de los cuidados afirmó: “En todo momento la atendieron muy bien y hasta ahora todo marcha positivamente, las curas y las consultas al día, y eso no hay cómo pagarlo, sobre todo para personas sencillas como nosotras”.

Dianeyis es otra muestra del alcance de la medicina cubana, capaz de imponerse a las restricciones a las que ha estado sometida desde hace más de 50 años, para cumplir su cometido humanista, gratuito y altruista.

Responder a Clara Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Solo lo maravilla engendra la naturaleza y esta, mujer modesta, sencilla y optimista logro superar el miedo de tan complicada operacion. Gracias a la medicina cubana y a los medicos que dan todo su esfuerzo no importa el dia y la noche felicitaciones a ese colectivo que participo en la operacion

  2. Enhorabuena a los doctores, especialmente al Dr. Francisco Fernández Vega Barreto por su consagración a la medicina. A la paciente una pronta recuperación.