Pacto de amor

Share Button
Por Orlando Fombellida Claro | 5 junio, 2016 |
0

De la piel de la tierra son extraídas las rocas que procesa el molino Ramón Viamonte, de El Cacao, en Jiguaní.

Al triturar las rocas con sus potentes “dientes” para producir diferentes tipos de áridos, empleados en la construcción de viviendas, hospitales, hoteles, carreteras… genera un polvillo que se esparce en derredor “entalcando” las hojas de los árboles y techos de viviendas cercanas.

En esta oportunidad, la  mención de ese centro no es para abordar sus avatares productivos en los últimos años, sino para ilustrar lo siguiente: de la corteza terrestre procede la mitad de los materiales empleados a nivel global en la industria de la construcción, la cual consume, además, el 40 por ciento de la energía producida y es responsable del 50 por ciento del total de los residuos.

La deforestación para obtener madera y minerales, la emisión de contaminantes en el proceso de producción de cemento y de asfalto en caliente y la combustión de carburantes por los medios de transporte corroboran lo antes dicho.

Conscientes de esa realidad, directivos y especialistas del Grupo Empresarial de la Construcción Granma (Gremco), tienen elaborada una estrategia ambiental, la cual contempla la gestión racional de los recursos naturales, plan de lucha contra la contaminación, acciones para el enfrentamiento al cambio climático y la gestión ambiental.

Sobresalen en ese sentido, lagunas de estabilización hechas en Manzanillo, para recoger residuales de la sede Blas Roca Calderío, de la Universidad de Granma; del Combinado Cárnico, de fosas sanitarias de la población e instituciones estatales.

Elaboración de dos proyectos de ciencia y técnica,  consistentes en sistemas de gestión ambiental, uno, y de la calidad, el otro, y en la rehabilitación de dos canteras.

Coingex, entidad especializada en obras de ingeniería, acometió proyectos de investigación y desarrollo, entre los que sobresale el de automatización  de una planta de asfalto de Santa Rita, Jiguaní.

Impacto beneficioso a favor del entorno reporta, también, el reciclaje  por el personal granmense, que erige viviendas petrocasas en Santiago de Cuba,  de los desechos  de policloruro de vinilo, utilizado por esa moderna tecnología.

Las empresas granmenses del Ministerio  de la Construcción, entre sus proyecciones anuales, incluyen la formación de fondos para el desarrollo científico-técnico, fundamentalmente para eliminar la agresión al medio ambiente o disminuirla al máximo posible.

Aunque no siempre se consigan los resultados deseados, que empiezan por dejar acumular escombros en las obras en ejecución, la Construcción en esta provincia trata de establecer un pacto de amor y de no agresión a Madre Natura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *