Páginas abiertas a la información y el conocimiento

Share Button
Por Denia Fleitas Rosales (Radio Granma) | 27 octubre, 2015 |
0

Centro de Documentación e Información PedagógicaDicen que si en Manzanillo buscas un libro, basta con cruzar las grandes puertas del Centro de Documentación e Información Pedagógica (CDIP) y le encontrarás. Allí, escondido entre miles de ejemplares y estantes, habitan los textos más inusuales y reina el conocimiento abierto a los manzanilleros y manzanilleras.

Placentero es incluso imaginar lo maravilloso de adentrarse en sus espacios para transformar los millones de páginas en saber, en similitud a la faena de las polillas. Tanto como lo es la acogida de las cinco especialistas, licenciadas y máster en ciencias, que ponen en manos de los usuarios la mejor opción.

“Siempre estamos dispuestas, y respondemos a las necesidades informativas de los usuarios. Les damos la bienvenida y tratamos de satisfacerles en cuanto a las solicitudes de libros para su utilización en sala y circulante, les enseñamos a llenar las boletas, acceder al catálogo, y a encontrar lo que desean para que regresen”, afirma Bárbara Carbonel López.

Ella, junto al resto de las especialistas del centro acentúan la utilidad de los tres mil 716 títulos, entre libros y folletos, de la colección de fondos disponibles, a los que se suman las láminas, artículos, las producciones científicas del municipio como la tesis de maestría, organizadas en los anaqueles.

A disposición de los habitantes de la ciudad durante nueve horas del día, de lunes a viernes, desempolvan las portadas y hojas de sus más de cinco mil ejemplares en virtud de quienes invaden sus espacios por el anhelo de leer un buen texto, de dar solución a una tarea o trabajo investigativo, de alcanzar la superación pedagógica.

“Yo vengo al CDIP municipal todos los lunes a tiempo completo, para adquirir las habilidades y enfrentar la tarea que me corresponde frente a los estudiantes de necesidades especiales. Sus profesionales, bien capacitadas, nos facilitan las herramientas para llegar de forma adecuada a los niños y niñas”, afirma la bibliotecaria Geida Delgado Agüero, de la escuela especial Manuel Ascunce.

“Aquí tenemos acceso al material bibliográfico y a las orientaciones de las trabajadoras, que nos guían y orientan para perfeccionar nuestro quehacer”, comenta otra de las asesoradas por la más joven del colectivo, Loraidis Escalona Vázquez.

A tres cursos de desempeño en la institución Loraidis alega sentirse satisfecha de su labor porque “la capacitación metodológica de las bibliotecarias del municipio en proceso de categorización, es nuestro aporte para la promoción del hábito de la lectura desde los centros escolares, para la mejor formación del hombre y la mujer nuevos”.

Con este reto no hay tiempo para el descanso; pero sí para la armonía, la voluntad de ayudar, el espíritu servicial que atrapa a quienes acuden a sus predios en la calle Doctor Codina esquina a Plácido, que contribuye a disfrutar de la lectura e interpretar las razones ocultas en el juego de las palabras.

Razón que se vuelve a favor de sus especialistas y atrae a los más jóvenes de casa a ocupar sus sillas y mesas para el estudio, y a intercambiar, compartir junto a personalidades de la literatura en el terruño la riqueza de la cultura nacional durante el espacio fijo de jueves.

“Porque, asegura Lidia López Escuder, directora de la institución perteneciente al Ministerio de Educación en el territorio- ya sean de estas u otras edades, información de cualquier índole, búsqueda a corto o largo plazo, para nosotros lo más importante es siempre poner la información en manos del usuario”.

En virtud de esta función es que atesoran los libros, revistas, periódicos, que llegan por vías diversas como el canje, la donación, y conforman sus fondos útiles, codificados por autor, título, materia, desglose que permite un acceso fácil, satisfacer las necesidades de los manzanilleros y manzanilleras con agilidad y calidad.

Por la que, además, cifran sus esfuerzos en procesar cada pieza cual tesoro valioso, organizarlas, velar por su preservación y hasta elaboran otros productos informativos con los materiales a los que acceden, iniciativa propia para facilitar el acceso a los usuarios.

“Ello resume nuestro compromiso, valora Eilén Busqué Roca, especialista del Centro de Documentación e Información Pedagógica- brindar un servicio de calidad que anime a todos a hacer uso de nuestros fondos bibliográficos, que llegue a todos por igual y sirva para abrir las páginas al conocimiento”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .