Paisajes de Tomás Sánchez prestigiarán Fiesta de la Cubanía

Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez | 7 octubre, 2015 |
0

FOTO Tomada de internet

FOTO Tomada de internet

Tomás Sánchez, valorado por la crítica como el más cotizado de los pintores cubanos vivos, honrará la XXI Fiesta de la Cubanía, en Bayamo, con sus paisajes en versión digital.

“Los cuadros que componen la exposición Notas al paso, están acompañadas de textos sobre este elemento de la naturaleza, escritos por José Lezama Lima y Gabriel García Márquez, por citar algunos”, aclaró el especialista Reinier Espinosa.

Este prestigiado artista cubano nace el 22 de mayo de 1948 en Aguada de Pasajeros, Las Villas, Cuba. En 1964 realiza estudios en la Escuela de Artes Plásticas de San Alejandro en La Habana, Cuba, y posteriormente en la Escuela Nacional de Arte de La Habana.

Su talento le ha valido innumerables exposiciones individuales y colectivas por Nueva York, Barcelona, Miami, Coral Gables, Moscú, Praga, Ciudad de México, Viena, Ciudad de Panamá, París, Cali, Cracovia, Estocolmo, Sao Paulo, Costa Rica, Bilbao, Cuenca, Fort Lauderdale, Sri Lanka, Buenos Aires y Kabul.

A decir de la crítica especializada, gracias a la manera tan peculiar con la que Tomás Sánchez trabaja el paisaje, esta temática de la plástica que se consideraba agotada en sus posibilidades y carente de actualidad, se ve renovada y cada día son más los que disfrutan de la adquisición y contemplación de sus obras.

Entre sus lauros, se destacan: Primer Premio de Dibujo, Salón Nacional para Artistas Jóvenes de la Habana, Cuba; Primer Premio de Pintura y Litografía, Tercer Salón de Profesores e Instructores de Artes Plásticas de la Habana, Cuba; el Primer Premio de Pintura, Primer Concurso Nacional de Paisaje Leopoldo Romañach en Guantánamo, Cuba.

Se suman a estos, el XIX Premio Internacional de Dibujo Joan Miró en Barcelona, España; Premio Nacional de Pintura, I Bienal de La Habana, Cuba; Medalla de la V Bienal de Arte Gráfico Americano de Cali, Colombia; Mención de Honor, I Bienal Internacional de Pintura en Cuenca, Ecuador, entre otros.

Innumerables sitios digitales se han hecho eco de sus exposiciones en la Fundación Joan Miró de Barcelona, en la Casa de la Cultura de Praga, en la Galería City Hall en Chipre, en el Centro Hispanoamericano de Atenas, en la Galería Café de Viena, así como en el Museo Nacional de Bellas Artes de La Habana, en el Centro Provincial de Artes Plásticas y Diseño de La Habana, en la Galería Expo Art de la Ciudad de Panamá, en La Galería La Siempre Habana de la Ciudad de México, en la Galería Arvil de México D.F., la, Galería de PEMEX de México D.F. entre otros reconocidos espacios.

Su obra paisajista, a decir del sitio digital www.lasiemprehabana.com, nunca cae en lo simple que pudiera parecer esta temática. Por el contrario, se disfruta y hace reflexionar acerca del mundo actual.
Paisajes de un ambiente cálido y relajante, con una intencionalidad filosófica de la meditación en torno al ser y su devenir en el tiempo es lo que presenta MARCO.

“Paisajes que establecen un ambiente cálido y relajante, con una intencionalidad filosófica de la meditación en torno al ser y su devenir en el tiempo”, refiere la página web de marras.

“Presenciar un cuadro de Sánchez es un ejercicio de poder, ya que la inmensidad de los paisajes, ya sean dentro de una perspectiva inmediata o de una perspectiva de segunda persona presuponen un enfrentamiento con la finitud del ser físico que contempla su reflejo entre las aguas, que viaja al interior del corazón de la cueva en donde la tormenta, el calor y la miseria no pueden penetrar.”

El artista confesó en entrevista a La siempre Habana, que al comenzar a trabajar su obra pierde el sentido del tiempo, se conecta con el cuadro sin presenciar en un primer instante los símbolos que de él van surgiendo.

“Cuando yo pinto pierdo el sentido del tiempo, me voy metiendo poco a poco a la pintura. Nunca concibo los símbolos mientras trabajo con la obra, sino que al final los encuentro”.

En cuanto a los símbolos, las nubes trabajadas en pastel denotan una mano delicada, avocada al trazo, señalando el artista que en un principio las trabajó ayudado de fotografías, aunque indicó que la mayoría de los paisajes los trabaja de memoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .