Palacios mira la vida a través de un visor (+fotos, audios y video)

Share Button
Por Orlando Fombellida Claro | 13 marzo, 2020 |
1
FOTO/Hernán Valero

En esta ocasión el fotorreportero Luis Carlos Palacios Leyva no tiene que reportar una noticia, él es noticia, por merecer el premio Rubén Castillo Ramos por la obra de la vida 2019, otorgado por la Unión de Periodistas de Cuba (Upec), en Granma, que recibirá el 14 de marzo, en el acto provincial por el Día de la Prensa Cubana.

El Pala, autor de cientos de fotos aparecidas durante varios años en La Demajagua y otras publicaciones periódicas cubanas, y de más de 50 mil en redes sociales en Internet, no deseaba ser fotógrafo y su debut como tal fue un total desastre.

En esta ocasión captamos gestos del foto reportero Luis Carlos Palacios Leyva, quien ha entregado gran parte de su vida…

Publicado por Anaisis Hidalgo Rodríguez en Jueves, 12 de marzo de 2020

Desde pequeño tuvo vocación por la aviación. Al ver pasar un avión, se imaginaba pilotándolo, penetrar las nubes, sobrepasarlas, mirar luego para abajo y localizar lugares conocidos de su ciudad.

Fotorreportero de Bayamo expone sobre el músico Cándido Fabré

“Mi mamá hizo todo lo posible porque yo no fuera piloto, por el riesgo que ello implica, ser hijo único…”, dice comprensivo Palacios.

Con el fin de que desviara el interés por la aviación, al cumplir él 16 años Argelia –así se llamaba su progenitora- le regala, en acto premonitorio, una cámara fotográfica, “aunque yo en esa época no tenía la más mínima intención de ser fotógrafo ni me interesaba la fotografía”.

Premio Bayamo para Palacios

Un día se embulló a usarla, le puso película y fue a un juego de pelota en el estadio, en Bayamo, “pero como no tenía conocimiento, lo que hice fue hacer todas las tomas en el mismo fotograma; al revelar el rollo, el primer cuadro estaba negro y el resto en blanco. Ahí tuve una desilusión muy grande y no volví a tirar fotos en mucho tiempo”.

Mientras cursa el nivel preuniversitario, en 1968, lo captan para la escuela de aviación; pasa sin dificultad exigentes exámenes médicos, en Santiago de Cuba y el Instituto de Aeronáutica en La Habana; vence de manera exitosa los cursos de formación de piloto en San Julián, Pinar del Río, y “me hice capitán de nave el día 6 de enero de 1970”.

Luis Carlos Palacios feliz tras realizar su primer vuelo solo, el 10 de octubre de 1969

Ha conseguido el sueño de su vida y pilotea aviones monomotor de pequeño porte, basificados en Bahía Honda. Un día, mientras vuela, siente mareo, logra recuperarse y aterriza sin dificultad.

Tiene afectado un oído y los médicos le recomiendan dejar de volar, pues seguir haciéndolo puede costarle la vida. Aunque le resulta muy difícil, acepta el consejo, y ha llegado a viejo.

Retorna a su ciudad, trabaja de manera voluntaria en el Puesto de Mando de la zafra de 1970, en la Loma de El Yarey, Jiguaní.

Concluida la histórica campaña azucarera, transita por la fábrica de productos dietéticos de Bayamo, la construcción, las empresas provincial Cubatabaco, en Oriente, integral ATM Granma y el Grupo de Atención a combatientes.

Fotorreportero Luis Carlos Palacios Leyva FOTO/Rafael Martínez Arias

RENCUENTRO

A mediados de la década del ’70 del pasado siglo integra el grupo de aficionados a la arqueología Doctor Manuel Sánchez Silveira, cuyo responsable, Eugenio Pérez Ferrer, tenía una cámara fotográfica, empleada para dejar constancia gráfica de las expediciones espeleológicas por ellos realizadas.

Con dicha tomavistas Palacios aprende, junto a Hernán Valero y Armando Yero, a tirar fotos, revelar la película e imprimir las imágenes en papel. Fueron esos, sin saberlo ni proponérselo, los primeros pasos en una profesión a la que consagraría su vida en lo adelante.

“Un día me encuentro –recuerda mi entrevistado- con Eugenio Tornés, jefe de propaganda del Inder aquí en Granma y me dice: tengo una plaza de fotógrafo, me hace falta alguien que sepa tirar fotos, para la revista LPV, y me fui a trabajar con él. En el Inder no había nada de fotografía, yo tiraba fotos con una cámara Zenit de mi propiedad”.

Sus primeras fotos en el organismo deportivo las hizo como aficionado, hasta 1980 en que se convierte en fotorreportero profesional de LPV, y al mismo tiempo comienza a colaborar con La Demajagua.

Luis Carlos Palacios Leyva en funciones de camarógrafo FOTO/Fernando Ravelo Arévalo

En 1983 es creada en Granma la corresponsalía del Noticiero Nacional de Televisión y captan a Palacios para prepararse como camarógrafo, desempeñándose como tal hasta 1985.

En 1986 inicia su ya larga trayectoria en el órgano informativo granmense, interrumpida por un tiempo durante el Período Especial en el que trabaja por cuenta propia.

-¿Cómo fue esa experiencia del trabajo particular? –le pregunto. 

-Lo hice por necesidad económica, en el periódico ganaba 171 pesos al mes, tenía una niña chiquita y la situación estaba apretada, pero en realidad a mí nunca me ha gustado hacer foto carné, de bodas o cumpleaños, que son importantes, no las subestimo, pero prefiero la (fotografía) deportiva, instantánea, paisajística…

-Y de mujeres.

-Sí, creo que la mujer es digna de que le tiren fotos. Lo hago más desde que surgió Facebook, pues a veces publico rostros (en esa red social) para mí desconocidos, pero hay quienes sí los conocen y les agrada verlos y comentan: mira a mi primo, mi tía, mi amigo…

“Además, está el concurso Mujer de mi ciudad, en el que siempre participo y he obtenido premio”.

Cuando hay una ligera mejora salarial en La Demajagua, Odalis Blanco, jefa de información, lo convoca a retornar y lo hace, hasta el día de hoy.

-¿Qué dices en cuanto al otorgamiento del premio provincial de la Upec por la obra de la vida?

-Cuando te dan un premio de este tipo uno se siente halagado, porque es el reconocimiento a tu obra durante años, a la que has dedicado mucho tiempo, tu juventud y –en mi caso- también vejez.

 

Reportero del semanario La Demajagua, Luis Carlos Palacios Leyva, opina sobre su más reciente Premio por la obra de la vida.

Publicado por Anaisis Hidalgo Rodríguez en Jueves, 12 de marzo de 2020

“Me siento muy bien por el premio por la obra de la vida y felicito a todos los que lo recibieron antes y a los premiados por la obra del año en 2019”.

Palacios ha montado varias exposiciones fotográficas personales y en colectivo y ganado decenas de premios, entre los que agradece de manera especial el de la ciudad de Bayamo, a la que cada día le encuentra nuevos y hermosos motivos para captar con la lente de su cámara, y así “dejar constancia a las futuras generaciones de cómo es hoy, la amen, cuiden y embellezcan”.

Federico Hernández (derecha),primer secretario del Partido Comunista de Cuba en la provincia de Granma, entrega el premio Bayamo a Luis Carlos Palacios Leyva FOTO/Ismael González González

PREMIOS

– Nueve premios en festivales provinciales de la prensa escrita

-Premio anual de fotografía David Chacón 2003

-Premio anual de la prensa gráfica 2010

-Premio provincial de la prensa gráfica 2011

-Premio provincial de periodismo de opinión Dania Casalí 2013

-Premio provincial de periodismo de opinión Dania Casalí 2014 Segundo Lugar

-Premio provincial de periodismo de opinión Dania Casalí 2015 Tercer Lugar

-Premio provincial de periodismo de opinión Dania Casalí 2016 Primer Premio

-Premio provincial de periodismo de opinión Dania Casalí 2017 Segundo Lugar

-Premio provincial de periodismo de opinión Dania Casalí 2018 Segundo Lugar

-Premio concurso “Mujer de mi Ciudad” tercer lugar 2014

-Premio en el concurso de fotografía “Mujer de mi Ciudad” primer premio 2016

-Premio Bayamo 2017 Uneac

-Premio en el concurso de fotografía “Mujer de mi Ciudad” segundo lugar 2018

-Premio provincial de periodismo de opinión Dania Casalí 2019 primer lugar

-Premio en el concurso “Mujer de mi Ciudad” según do Lugar 2019

-Primer y Tercer premio en el concurso Verano en mi lente 2019

EXPOSICIONES:

Como parte de un proyecto para ambientar algunos lugares públicos se han puesto 15 exposiciones personales en restaurantes, barberías, salón de limpiabotas, mercado agropecuario, dulcería, Museo Minint en Bayamo y hamburguesera de Pilón.

“No soy amigo de la foto posada” (+fotos y video)

Además, ha participado en más de 20 exposiciones colectivas como otras personales en la Asociación de fotógrafos, Casa de la trova, Casa de cultura y cine Céspedes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Hola amigo felicidades por el éxito del premio ,es usted un hombre de una trayectoria honorable ,además de formar parte de los amigos del aire ,de los hombre que tienen el corazón en el centro del pecho ,le escribo desde mi puesto de trabajo ,me llena de alegría y fatisfasion que usted haya sido Piloto de nuestra flota de AN-2,que hoy forman parte de la ENSA y que además en su querido Bayamo hay una UEB nuestra con este tipo de avión ,lo invito a que la visite y nos hagas muchas fotos que hoy serian de mucha ayuda para que los jóvenes se interesen por ser piloto ,técnicos e ingenieros que tanto nos hacen falta y quizás podamos montar una exposición didáctica que usted cree. mis saludos Felicidades