Para celebrar los latidos de los corazones

Share Button
Por Denia Fleitas Rosales (Radio Granma) | 30 septiembre, 2015 |
0

Cardiología, ManzanilloPor los latidos fuertes y seguros de manzanilleros y manzanilleras el colectivo del servicio de Cardiología del Hospital Clínico Quirúrgico Celia Sánchez Manduley labora sin descanso. En sus espacios hombres y mujeres hacen valer la relevancia de elegir un corazón sano para todos en todas partes.

Bajo este precepto que rige la celebración del Día Mundial del Corazón este 29 de septiembre, en la sala ubicada en el cuarto piso de la institución hospitalaria cada día se promueve la oportunidad de extender al máximo la vitalidad de este órgano.

“Aquí laboramos así, sin descanso, y con el compromiso de mejorar la calidad de atención para que el paciente se sienta satisfecho con los cuidados que se le brinda y prolongar su vida, lo que también depende de ellos en la medida que asuman una actitud responsable ante su padecimiento”, comenta la licenciada en enfermería Amarilis Tamayo Salcedo, quien cumple función asistencial directamente al paciente.

En la sala se disponen de las áreas de servicios coronarios intensivos, que funciona como una terapia intermedia, y la de cuidados progresivos, con capacidades para seis y ocho personas respectivamente. En ambas, los ingresados pon afecciones cardiovasculares cuentan con asistencia médica durante las 24 horas del día, y están a la disposición de quienes precisen de atención de urgencia.

Pedro Pablo Pérez Suárez da fe de ello. A sus 62 años fue víctima de un infarto del miocardio y permanece allí; pese al recuerdo de la punzada fuerte en el pecho asegura necesario hablar de ese momento “porque desde que llegué al Cuerpo de guardia inmediata fue la acción con los medicamentos y los equipos hasta que rebasé el dolor”.

“La atención ha sido especial y especializada, en sentido general, tanto por las asistentes que te llevan al baño, te ayudan en el aseo personal, como por las enfermeras y los médicos cuya preocupación e interés por el bienestar, sin diferenciar de una u otra persona, es excepcional”.

Tal opinión es posible por el desempeño del experimentado colectivo donde reinan los conocimientos de los especialistas en primer grado en cardiología Alina Pita Figueredo, Isolda García Cañete, Augusto Berro Zamora y Jorge Luis Mesa Fonseca, este último jefe del servicio, y del grupo de 25 enfermeras y enfermeros, 17 de los cuales están actualmente en funciones, dirigidos por la licenciada Magalis Boza León.

Gracias a su sentido humanista en el actual año han logrado preservar la vida de casi la totalidad de los 73 casos atendidos con infarto de miocardio, solo una pérdida, fundamentalmente en este período que tienen un promedio de 15 pacientes mensuales con este padecer.

“Trabajamos con ahínco, con limitados recursos, pero realmente con el amor que tenemos nos da para mantener una letalidad baja con respecto al nivel de ingreso”, expresa la licenciada Magalis Boza León. “Tenemos cinco monitores que miden los parámetros fisiológicos del paciente en cuidados coronarios, un carro de paro, desfibrilador, condiciones mínimas que junto a las humanas sobran para dedicarnos a ellos”.

Así, se enfrentan a la angina de pecho, insuficiencia cardíaca, miocardiopatía, endocarditis, cardiopatías hipertensivas, pacientes valvulares, y contrarrestan estas enfermedades cardiovasculares, como el infarto de miocardio y el accidente cerebrovascular, las más mortíferas del mundo en la actualidad al cobrar 17 millones de vidas cada año.

Todo sin escatimar en costos, si referimos por ejemplo el uso de la Estreptoquinasa recombinante para dar tratamiento trombolítico a los pacientes infartados y sin contraindicaciones de uso, medicamento del que cada bulbo tiene un costo de 202 pesos en moneda nacional.

Y “se redoblan esfuerzos para que la población de los municipios de Bartolomé Masó, Yara, Manzanillo y Campechuela, con una población aproximada de 400 mil personas, accedan en Bayamo, Holguín o Santiago de Cuba a los exámenes diagnósticos como el eco-Doppler (ultrasonido), Holter (monitorización ambulatoria del registro electrocardiográfico durante 24 horas), ergometría o prueba de esfuerzo”, añade el doctor Jorge Luis Mesa Fonseca.

Aunque esas ausencias de medios en el servicio ralentizan algunos procesos, como la cirugía que se efectúa en el Cardiocentro de la oriental provincia de Santiago de Cuba, con unos 40 casos pendientes en el territorio y las considerables afectaciones que el bloqueo impone a esos centros cubanos, ningún paciente prescinde de la atención requerida.

Debido a ese pensamiento de superar barreras y cumplir los propósitos planteados por el sistema de salud nacional es que en el segundo semestre del actual año suman seis pacientes intervenidos quirúrgicamente, a quienes se les garantiza un seguimiento especializado en pos de ofrecerle mejor calidad de vida.

Para lo que conjugan la labor diaria con la superación. “Damos singular importancia a elevar nuestra preparación profesional, de modo que se corresponda con las necesidades de quienes llegan al hospital sabiendo o no que su padecimiento es cardiovascular y que podamos salvarles”, afirma el especialista en primer grado Jorge Luis Mesa Fonseca.

De ello proviene que sean comunes expresiones como la de Ramón Valverde: “somos privilegiados al contar con un personal asistencial tan calificado, competente, que se esmera en atendernos con cariño y profesionalidad extraordinaria”.

Como se revela, tanto hoy como en cada momento, este colectivo del servicio de Cardiología del Hospital Celia Sánchez Manduley de Manzanillo merece el título de centinela por la vida, por su empeño para crear conciencia y promover un actuar saludable entre los hombres y mujeres del pueblo, hecho que les permite celebrar los latidos de tantos corazones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .