Para que no se apague el Mártires de Barbados

Share Button
Por Leonardo Leyva Paneque | 7 enero, 2017 |
0

Alguna incertidumbre provocó en la afición granmense la inestabilidad del sistema de alumbrado en el bayamés estadio Mártires de Barbados, durante la presente contienda beisbolera.

Desde hace varias jornadas, en las luces artificiales del cuartel general de los Alazanes, que mañana acogerá el tercer desafío del cotejo semifinal entre Granma y Matanzas, se acometen varias acciones.

Refiere Luis Carlos León Pérez, director de la Unidad presupuestada de la Dirección provincial de Deportes, que inicialmente esa situación obedeció a la escasez de bombillos, aunque previo a la segunda etapa se ejecutaron labores de reparación en todo el sistema, primero con la brigada nacional especializada y luego con otra de la provincia.

Añade León Pérez que esas labores incluyeron breaker y las añejas torres, colocadas en el parque bayamés para el estreno del alumbrado artificial, que data de 1978, cuando se jugaba la edición 17 de los clásicos domésticos.

En general, el sistema lleva 260 bombillos y cuenta solo con 115, aunque la Dirección nacional de béisbol orientó que se podía jugar con 112, como mínimo.

“Es muy costoso, habría que comprarlas en Asia”, argumenta; por eso no sería descabellado completarlas con las de otro terreno. De momento, trajeron 25 transformadores e igual cantidad de bombillos desde el parque Guillermón Moncada, de Santiago de Cuba.

Además, en estos días, se espera la llegada de algunos miembros de la brigada nacional, mientras se emprenden acciones de pintura y embellecimiento, entre otras, con el único afán de que el béisbol granmense siga viviendo momentos de esplendor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *