Patria: soldado de la libertad y la palabra

Share Button
Por Gislania Tamayo Cedeño | 14 marzo, 2016 |
0

periodico-patriaTranscurridos los primeros meses del año 1892 los emigrados cubanos guiados por José martí crearon el periódico Patria y el Partido Revolucionario Cubano como guías indispensables para alcanzar la independencia de Cuba.

Ambos instrumentos permitieron a este hombre excepcional encontrar el verdadero camino para no cometer los errores de contiendas anteriores a la vez que sentaba las bases para la victoria.

Nace Patria con la voluntad y los recursos de los revolucionarios cubanos y puertorriqueños asentados en Nueva York.

El primer número de Patria correspondió al 14 de marzo de 1892. En él fue insertado un artículo titulado “Nuestras Ideas”, en el cual Martí expresó:

“Nace este periódico, por la voluntad y con los recursos de los cubanos y puertorriqueños independientes de New York, para contribuir, sin premura y sin descanso, a la organización de los hombres libres de Cuba y Puerto Rico, en acuerdo con las condiciones y necesidades actuales de las Islas, y su constitución republicana venidera; para mantener la amistad entrañable que une, y debe unir, a las agrupaciones independientes entre sí, y a los hombres buenos y útiles de todas las procedencias, que persistan en el sacrificio de la emancipación, o se inicien sinceramente en él; para explicar y fijar las fuerzas vivas y reales del país, y sus gérmenes de composición y descomposición, a fin de que el conocimiento de nuestras deficiencias y errores, y de nuestros peligros, asegure la obra a que no bastaría la fe romántica y desordenada de nuestro patriotismo; y para fomentar y proclamar la virtud donde quiera que se la encuentre. Para juntar y unir, y para vivir en la pasión de la verdad, nace este periódico.

Y en otra parte afirmó: “Lo que el enemigo ha de oír no es más que la propia voz de ataque…Eso es Patria en la prensa. Es un soldado”.

Patria fue hecho para la guerra y como tal reflejó en sus páginas los preparativos de aquella conflagración, los problemas de Cuba y Puerto Rico, el proceso de formación y avance del Partido, las mentiras e intrigas del enemigo, la forma de superar los errores y las contradicciones en el campo revolucionario, las crónicas de la guerra, anécdotas, noticias y otras como aquella de enseñar a los mambises a alimentarse el monte, a vestirse, en fin el arte de pelear.

En Patria escribían el magistrado glorioso de ayer y los jóvenes pujantes de hoy, el taller y el bufete, el comerciante y el historiador, el que prevé los peligros de la República y el que enseña a fabricar las armas con que hemos de ganar la independencia.

Tanto amor emanaba de Martí por este periódico que él mismo corregía sus pruebas y, en ocasiones, los sábados ayudaba a enrollar los paquetes salidos de la imprenta y a llevarlos a las oficinas de correo para su despacho.

Formaron parte de la redacción de Patria Gonzalo de Quesada y Aróstegui, amigo de Martí, y el puertorriqueño Sotero Figueroa, tipógrafo y buen escritor, a quien Martí admiraba mucho por el filo de su pluma. También trabajaron o colaboraron frecuentemente en Patria, entre otros, los intelectuales cubanos Benjamín J. Guerra, Manuel Sanguily, Francisco de Paula Coronado, Rafael Serra, Diego Vicente Tejera y Bonifacio Byrne.

Los textos de Martí no solían llevar firma, salvo que fueran documentos del Partido, los cuales suscribía como El Delegado. Ya en Cabo Haitiano, a punto de embarcar con Máximo Gómez hacia Cuba, Martí escribe una carta a Gonzalo de Quesada y Benjamín Guerra, encargados de la edición de PATRIA. En esta misiva redactada el 10 de abril de 1895 les recomienda:

“(…) Patria ha de ser ahora un periódico especialmente alto y hermoso. Antes, pudimos descuidarlo, o levantarlo a braceadas; ahora no. Ha de ser continuo, sobre las mismas líneas, afirmando con majestad lo contrario de lo que se afirma de nosotros. (…) A lengua sinuosa nos están batiendo: cerrémosles el camino a mejor lengua, la hermosa…”

Tras la muerte del Apóstol el 19 de mayo de 1895 en Dos Ríos, el ejemplar de Patria correspondiente al 17 de junio de 1895 (número 166) fue dedicado a José Martí en el apareció una nota de última hora: “Al entrar en prensa el presente número recibimos la cruel certidumbre de que ya no existe el Apóstol ejemplar, el maestro querido, el abnegado José Martí. Patria, reverente y atribulada, dedicará todo su número próximo a glorificar al patriota, a enaltecer al inmortal”.

Patria constituye el soldado de la libertad y la palabra y nos corresponde a los profesionales de hoy y de mañana preservar las conquistas de la Revolución y defender con honradez los más nobles valores de la sociedad socialista, haciendo cada vez más un periodismo más comprometido y mejor desde nuestra trinchera de trabajo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *