Periódico La Demajagua, continuador de más de dos siglos de prensa escrita

Share Button
Por Orlando Fombellida Claro | 10 octubre, 2020 |
0
Fotocopia de la visita de Fidel al periódico La Demajagua, el 20 de diciembre de 1986

Desde hace algo más de dos siglos, se editan publicaciones periódicas en el territorio que abarca la actual provincia cubana de Granma, aseguran Ángela Valdés García y Luis Rondón Remón, en una investigación para su trabajo de diploma en opción del título de licenciados en Periodismo.

En una entrevista por ellos realizada al historiador  bayamés  Orlando Lacalle, ya fallecido, este les aseguró que como pionera de esos periódicos es considerado el Antirregañón Floridano, del ejército español, aparecido en Bayamo en 1801, consistente en hojas impresas en mimeógrafos.

Tras un impasse y la negación del permiso solicitado en 1850 por Eusebio L. Pérez, para establecer en la villa San Salvador una imprenta y un periódico, en 1855 Francisco Mutra introduce la imprenta y publica El Boletín. Cinco años después, Pedro Figueredo Cisneros funda La Filarmónica, que publicaba temas locales de interés general.

En 1864 ve la luz Regeneración, cuya dirección estuvo en manos de Ginés Escaverino, Francisco Maceo Osorio, José Joaquín Palma y Eliseo Martínez.  Entre los periódicos publicados en aquellos años sobresale El Cubano Libre, fundado el 17 de octubre de 1868, en una vieja imprenta donde se editó, en época anterior, el ya mencionado La Regeneración.

El Cubano Libre se publica por orden de Carlos Manuel de Céspedes y su primer director fue el periodista y poeta José Joaquín Palma. El periódico deja de editarse debido a la quema de Bayamo, el 12 de enero de 1869.

Fotocopia de la portada de un número de la revista Orto

En Manzanillo, segunda ciudad en importancia en la actual provincia de Granma, también fue profusa la creación de publicaciones periódicas. En 1857 Francisco Mutra funda El Eco de Manzanillo, al que siguen otras 43 en el resto del siglo XIX y 56 en las siguientes seis décadas.

En ese territorio la publicación más importante fue la revista Orto (1912-1952), dirigida por Juan Francisco Sariol, cuya fama trascendió las fronteras de la localidad e incluso de Cuba. Difundía la cultura manzanillera y cubana en general, y entre quienes publicaron en sus páginas figuraban los reconocidos intelectuales Manuel Navarro Luna y Juan Marinello.

En otras cinco localidades de Granma: Jiguaní, Niquero, Campechuela, Guisa y Río Cauto, también se editaron periódicos, destacándose que en las dos últimas, nada más se conocen uno en cada caso.

Con excepción de El Cubano Libre, Orto, El Radical, Voz Proletaria, de la clase obrera; S-A-1, de la Liga Antimperialista; El Comunista, órgano del Comité distrital del Partido Comunista de Oriente, y Juventud Proletaria, dependiente de la Liga Juvenil Comunista, las demás publicaciones aparecidas en el territorio indicado, desde 1801 hasta 1959, representaban, por lo general, a los partidos que se alternaban en el poder.

Algunas denunciaron injusticias, por ejemplo, desalojo de tierras en Jiguaní, pero no atacaban las causas de los problemas abordados ni sugerían posibles vías para solucionarlos.

Según Valdés y Rondón, desde 1801 hasta 1978 en el ahora territorio granmense circularon en total 299 publicaciones: periódicos, revistas y boletines, con diferentes frecuencias de salida: diarias, interdiarias, semanales, quincenales y mensuales.

Fotocopia de la edición del 22 de agosto de 1886 del periódico El eco de Manzanillo

En ese devenir marca un hito la creación, en 1977, del periódico La Demajagua, para dotar al Comité provincial del Partido Comunista de Cuba en Granma de un órgano informativo.

El 9 de octubre de 1977 se hizo una edición especial que solo circuló para los delegados a la Asamblea provincial del Partido Comunista de Cuba que sesionaba ese día. Al siguiente, aniversario 109 del alzamiento de Carlos Manuel de Céspedes en La Demajagua, se publicó la número 1, en conmemoración de la histórica fecha, con una amplia reseña de la mencionada reunión partidista.

Inicia con cuatro páginas, tamaño o formato estándar, también denominado sábana, y en la primera y última páginas empleaba los colores rojo y negro, y al diseñarlo se tenía en cuenta el blanco del papel como una tonalidad más.

Su tirada inicial era de 33 mil ejemplares y circulación diaria, excepto los lunes.

Años más tarde, debido a la situación económica por la que atravesaba el país a causa del derrumbe del Campo Socialista de Europa del Este, el periódico granmense redujo su salida a tres veces a la semana y su formato pasó a tabloide en enero de 1992; tres meses después, se convirtió en semanario, con 42 mil ejemplares en cada edición; ahora su tirada es de 31 mil 200.

Con el desarrollo de las tecnologías de la información y las comunicaciones, a la edición impresa de La Demajagua se le sumó un sitio digital y una página en la red social Facebook, ambas con muchos lectores dentro y fuera de Cuba.

Fidel y Raúl en Cinco Palmas, el 18 de diciembre de 1986, aniversario 30 de su reencuentro en ese lugar, luego de la dispersión tras el combate de Alegría de Pío, el 5 de diciembre de 1956, tres días después de su desembarco por Los Cayuelos, cerca de playa Las Coloradas, en Niquero

Su encargo, en todos los soportes mencionados, es llevar contenidos relacionados con la economía, salud, educación, entretenimiento, arte, cultura, deporte, ciencia y técnica, a su audiencia, a la vez que puede servir de portavoz de sus necesidades y vivencias.

El periódico provincial La Demajagua es continuador de la historia de la prensa escrita en el territorio de la actual provincia de Granma, iniciada hace más de dos siglos, la cual enriquece.

En su aniversario 43, este 10 de octubre de 2020 ¡Viva el periódico La Demajagua!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *