Periodistas: trabajadores de la palabra

Share Button
Por Yudelkis de la Hera Jeréz. | 5 noviembre, 2020 |
0

Pocas veces es su bregar cotidiano un periodista detiene su apurado paso para medir cuan sacrificada es la labor que realiza y cuánto aporta a la sociedad. Su afán de mantener informado al pueblo, ese latido necesario que lo impulsa a los más recónditos lugares unido a la cotidianeidad en constante movimiento hace de estos hombres y mujeres un eslabón notable en su entorno social.


Y aun cuando en busca de historias de vida indagan e investigan, pocas veces revelan la suya propia, esa que plagada de preocupaciones familiares queda muchas veces en pausa para entregar mente y alma a la profesión que desempeñan.

Los horarios no existen y los días no bastan para este multifacético trabajador de la palabra. El surco, las calles de la ciudad, las plazas culturales, las fábricas y escuelas son testigos fieles que atesoran sus huellas inquietas. Siempre preguntando, siempre indagando, siempre dispuesto a servir a su pueblo, sobreponiéndose a los obstáculos incluso superándose a sí mismo para ser mejor cada día.

Para alcanzar la meta, entiéndase la información veraz y precisa, el periodista vestido de atrevimiento usa métodos la psicología para preparar a su entrevistado, el conocimiento necesario de la materia a tratar, el leguaje preciso para que el mensaje llegue a todos por igual, la astucia que caracteriza al cubano y su propio corazón.

Ese que llora, se estremece y siente el diálogo que con risas y lágrimas arranca de su interlocutor cuando aborda temas sensibles. Saber llegar, hacerlo bien, crecer profesionalmente es un camino en constante movimiento que requiere sacrificio, entrega, y mucho amor.

Y no es culto a la personalidad es el reconocimiento a esos trabajadores cubanos que merece respeto y cuyo mayor premio es la opinión agradecida, de su pueblo, su razón de ser.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *