A pesar de la sequía, florecen Las Margaritas

Share Button
Por Orlando Fombellida Claro | 24 enero, 2019 |
0
Alimentación de reses en la vaquería Las Margaritas, Jiguaní FOTO/Orlando Fombellida Claro

El color ocre de los deshidratados pastizales que circundan las instalaciones de la Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBPC) número uno, Luis Antonio Leal, en Las Margaritas, Jiguaní, son fehaciente muestra del impacto en esa zona del actual período seco o poco lluvioso en Cuba.

Sin embargo, las mil 200 reses pertenecientes a esa entidad están vigorosas y saludables, pues son alimentadas con king grass, caña de azúcar,  moringa, titonia, urea y sales minerales.

“Tenemos garantizada la alimentación de nuestros animales para enfrentar esta etapa crítica, también el agua, en laguna, pipa, molino de viento, y una turbina alimentada por sistema fotovoltaico”, asegura Miriam Puig Ramírez, presidenta de la UBPC.

Añade Miriam que a las 122 hectáreas (ha) dedicadas en su entidad al cultivo de las especies mencionadas, añadirán otras siete que plantarán de titonia y moringa.

Miriam Puig Ramírez presidenta de la UBPC Luis Antonio Leal FOTO/Orlando Fombellida Claro

En la actualidad, la Luis Antonio Leal obtiene en las siete unidades que la integran cerca de 700 litros de leche cada día, que es depositada en un punto de acopio y enfriamiento instalado en sus predios hace cuatro años, junto con la llevada por 72 proveedores de cuatro cooperativas de créditos y servicios.

El  plan de entrega del alimento este año es de 279 mil litros, el cual sus 92 trabajadores -17 son mujeres-  esperan sobrepasar, no obstante las dificultades en el suministro de cubos, sogas, alambre de púa y lecheras, que no les llegan a tiempo y las suministradas son de baja calidad.

Eduardo Gómez Pineda, jefe del punto de enfriamiento, destaca: “la calidad de la leche ha aumentado más de 95 por ciento respecto a la de antes de instalarlo; en él se mantiene a menos de 10 grados Celsius, pues mientras más fría esté menos la atacan los microorganismos”.

Diariamente, puntualiza, se le hacen análisis de densidad, para ver si tiene el peso establecido, de mastitis, acidez y limpieza”.

Eduardo Gómez Pineda comprueba la calidad de leche recibida en el punto de acopio y enfriamiento FOTO/Orlando Fombellida Claro

La leche es pagada a los productores a cuatro pesos con 53 centavos ,53 el litro, más una bonificación por acarrearla hasta el punto de enfriamiento.

En las siete unidades de la UBPC  Luis Antonio Leal hay montados ordeños mecánicos, pendientes de realizarles unas soldaduras con argón y el montaje de tanques para agua.

Su puesta en funcionamiento humanizará el trabajo de los ordeñadores de vacas, aumentará la producción de leche y el salario de los trabajadores, que está vinculado al resultado final de la producción y es, en presente, de mil 200 a mil 300 pesos, promedio, por trabajador.

Florecerá entonces, aún más, Las Margaritas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *