Pilón, vanguardia por sus raíces

Share Button
Por Sara Sariol Sosa | 21 julio, 2021 |
0
FOTO/ Luis Carlos Palacios

Pilón, en ese ir y venir a las raíces, imprescindible para nutrir el ímpetu, ha vuelto a la vanguardia de la emulación granmense por el 26 de Julio.

Ya lo había logrado antes, en el 2010, y luego persistió en esa búsqueda constante por mejorar la vida de su gente, hombres y mujeres que fraguaron sencillez y compromiso, desde que la Revolución encontró refugio allí, entre el mar y sus colinas.


Desde su génesis, Pilón se ha rediseñado varias veces. El viejo Pilón, en el centro de una llanura, y donde un día estuvo el ingenio azucarero y su batey de maderas  adoloridas, vio empinarse luego una nueva comunidad cuando la Revolución construyó en 1965 la ciudad pesquera, el cine, el gimnasio, un parque infantil, el moderno hospital.

El tercer Pilón cuenta de la faena por transformar los trillos que conducen a la Sierra, el acceso a Marea del Portillo, principal polo turístico de Granma, dotar al pueblo de un acueducto, edificios para vivienda, centros para varias enseñanzas…

A los pilonenses agradecidos no se les olvida que antes de 1959, aquel pueblo sentado en el sur, solo tenía como vía de acceso un puerto dedicado al contrabando y unos 12 mil habitantes marginados en los pequeños valles que sirven para el descanso en la montaña.

De ahí se entiende el empeño por seguir creciendo, aun en un tiempo en que pandemia y bloqueo se confabulan para hacer más difícil el recorrido.

Pero, ¿que hizo posible que aún en medio de esas circunstancias, fuera precisamente aquella localidad asentada a 145 kilómetros de Bayamo, capital de la provincia, la ganadora de la fraternal lid que honra el Día de la rebeldía nacional?

Son varios los resultados, en el orden económico, político y social, asegura Dayamis Silva Lara, primera secretaria del Partido Comunista de Cuba en la demarcación, quien precisa, además, que el de ahora no es el trabajo de un año, sino la consolidación del quehacer de varias etapas anteriores, y que han servido de pauta, para precisar cuánto más falta por hacer.

“Es distintivo, detalló, lo logrado precisamente en el enfrentamiento a la Covid 19, pues en  marzo y abril tuvimos 35 días de mucha incidencia, pero después hemos conseguido solo la aparición de casos de manera esporádica, todo por la labor  consolidada del Consejo de Defensa Municipal, los grupos y subgrupos de trabajo, y el pueblo con sus organizaciones”.

Destacó la manera en que se organizó la distribución de los recursos del territorio, para contribuir al distanciamiento social que presupone el enfrentamiento a la pandemia, y que se reflejó en el acercamiento de todos los productos a los barrios.

“Las organizaciones de masas, CDR y FMC están reflejadas en este mérito, pues se han mantenido en la vanguardia en los tres últimos años, y con  acciones, entre las cuales se destacan, por ejemplo, la incorporación de conjunto con la Anap, de más mujeres y jóvenes a la actividad agrícola, la influencia para disminuir el embarazo en la adolescencia y las enfermedades de transmisión sexual, y otros programas sociales en lo que se acciona de conjunto.

“Lo más significativo es cómo el municipio a integrado todos los factores para lograr la sostenibilidad alimentaria, la soberanía que tanto nos están pidiendo, y que ha llevado a que cada organización atienda un huerto, y todos los fines de semana vinculen sus fuerzas a esa área; además todas las semanas los sindicatos se insertan en las labores agrícolas; todos los domingos en Pilón se realizan trabajos voluntarios, y no sobran los recursos aquí, pero hay una estabilidad y una proyección diferente.

“El movimiento de patios y parcelas ha sido decisivo, con dos mil 882 y mil 103 de esas unidades productivas, respectivamente, en las cuales hoy las familias buscan alternativas de alimentación.

“La vinculación de todos los cuadros con las estructuras de base ha sido también importante, agregó, el seguimiento constante a la opinión del pueblo, el haber logrado mayor agilidad en la mayoría de los cuadros para responder a las preocupaciones de la población.

“No lo hemos resuelto todo, pero hay un convencimiento de que con nuestros propios recursos y esfuerzos nos vamos a desarrollar, por eso hay una actuación diferente, por citar tres sectores, en los trabajadores del Comercio y la Gastronomía, de la Cubana del Pan, y los de la Agricultura que sin tener todas las condiciones (falta de limas, machetes) se empeñan en aportar más, incluso moviendo las áreas productivas para acercarlas a fuentes de agua, ante la persistente sequía”.

Otros resultados los relaciona Martha Dignó Aguilera, presidenta de la Asamblea Municipal del Poder Popular, quien al definir cuál ha sido la principal misión del órgano que encabeza en estos tiempos, destaca la intención con que se han trabajado las políticas implementadas por el país, sobre todo aquellas que apuntan hacia la autonomía local, el funcionamiento de los consejos populares y de los grupos de trabajo comunitario.

La dirigente gubernamental precisó que en el ámbito económico se lograr ingresos del sector empresarial superiores a los 115 millones de pesos, y se gestionan ocho proyectos de desarrollo local, vinculados dos a actividades socioculturales, y los restantes a la producción de alimentos, carne y carbón.

Dignó Aguilera destacó la labor de los trabajadores por cuenta propia, mil 84 en la localidad, y su encadenamiento con sectores que garantizan prestaciones básicas como el comercio, los servicios, las comunicaciones y el transporte.

Insistió en la prioridad que recibe implementación de la estrategia de desarrollo económico y social, que alienta la producción local de materiales de la construcción, con prioridad para el programa de vivienda.

A propósito, la localidad, afectada como otras por recursos esenciales, trabajo en la terminación de 11 casas del plan estatal y ha dedicado esfuerzos a subsidios, a cerca de una treintena de madres con tres o más hijos menores de 12 años y algunas rehabilitaciones integrales.

Ante el déficit de cemento una alternativa en esta actividad es hoy la construcción de viviendas de madera, en una localidad en la que recuérdese bien, prácticamente toda su estructura habitacional se desplomó unos 15 años atrás por el impacto del ciclón Dennis, y que fue levantándose poco a poco con el esfuerzo del país, aun cuando todavía unas 400 familias esperan una morada confortable.

Otras mejoras sociales cuentan para el otorgamiento de la vanguardia alcanzada por Pilón en la emulación provincial por el 26 de Julio, como la instalación este año de un centenar de nuevos servicios de telefonía en zonas del Plan Turquino como Sevilla, Brazo Seco y Durán Arriba.

Pero, lo más importante, al decir de sus máximas dirigentes, es el compromiso político y gubernamental de ir resolviendo los problemas del municipio, con provecho de las muchas potencialidades locales, y que hay que aprender a identificarlas más.

La unidad de todos los factores, es la clave para cuanto se ha logrado, y lo será para lo mucho que falta por lograr en pro de hacerle la vida más agradable a esos hombres y mujeres que habitan aquel sitio, seductor por su naturaleza y por su espíritu.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *