El poeta de la mochila andariega

AURELIO HERNÁNDEZ SÁNCHEZ (1949), ES POETA Y NARRADOR, LICENCIADO EN ESPAÑOL-LITERATURA, CUENTA CON PUBLICACIONES PERIÓDICAS EN CUBA, ESPAÑA, ARGENTINA, MÉXICO, PUERTO RICO Y CHILE 
Share Button
Por Luis Carlos Frómeta Agüero | 4 octubre, 2021 |
1

 

Foto/MANUEL OLIVERA ÁLVAREZ (MOA)

 

 

 

 

Aurelio, nombre mitológico para los italianos y protagonista de esta historia, nació en la comunidad cafetalera de Gibraltal, Guisa, en plena Sierra Maestra, donde siempre es primavera y las estrellas aportan su luz al entorno rural.

Cuentan que aprendió a escribir a los doce años de edad, con el apoyo de la alfabetizadora Zenaida León Tamayo, procedente de la capital cubana y, desde entonces, protege el recuerdo del primer poema dedicado a la referida educadora.

“Luego fui a estudiar a la Ciudad Escolar Camilo Cienfuegos, en el municipio montañoso de Bartolomé Masó, allí conocí al escritor y pedagogo cubano Hermino Almendros, autor del libro Oros viejos, quien me seleccionó un texto para una revista que circulaba en la región”.

LOMA ABAJO

“Pasaron  los años  y llegué a Manzanillo, me incorporé de inmediato al Taller literario Manuel Navarro Luna, un equipo de pensamiento fuerte integrado por ineludibles personalidades: Enrique Veliz García, Julio Sánchez Chang, Arsenio Rosales Morales,  Wilfredo Naranjo Gauthier, Ángel Pena, Alfonso Quiñones, Emelicio Vázquez Tamayo, Alex Pausides Aguilar Licea…

“En ese tiempo se publicaba artesanalmente, en esténcil, el boletín literario Bayate, a cargo del también poeta Juan Carlos Mesa Falcón,  en el que aporté diversos trabajos”.

MEMORIAS

“Tengo varios libros publicados: Saltar del imán, Los secretos del día, La soledad del pez, El peso de la sombra, Sellado libro de piedra, La faena y Las cosas que no tuve, los dos últimos editados en México a través del señor Alfredo Arias de la Canal y otro en proceso para el próximo año en Uruguay.

“En nuestro país publiqué en la revista Verde Olivo,  periódico Adelante de Camagüey y la editora Tinajón, de igual provincia, en el suplemento cultural Vértice, de La Demajagua, en la revista La Campana…

“Trabajé como Asesor literario en el municipio de Yara, contra viento y marea fundé, en 1983,  el tabloide literario Luz de Yara que no solo tuvo alcance nacional, muchos amigos radicados en otras regiones del mundo también lo recibieron.

“Con ese título se publicaron 32 números en el poligráfico Granma y aunque parezca pequeña, encierra muchas horas de desvelo, entrega y dedicación, lo mismo sucedió con  la revista infantil El mambisito, volúmenes que hoy forman parte  de la memoria literaria de ese municipio”.

PRETEXTOS

Este hombre sencillo, muchas veces incomprendido, que una vez lloró en secreto junto a su poesía, lleva en la mochila andariega el carné de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba y la medalla de la cultura cubana que, desde hace años, guían su destino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Fe de errata:
    Herminio Almendros Ibáñez, fue un pedagogo ESPAÑOL, uno de los más destacados introductores en España de la pedagogía Freinet. Fue padre del cineasta Néstor Almendros. Wikipedi