Por un planeta más saludable

Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez | 16 septiembre, 2015 |
0
FOTO / Luis Carlos Palacios Leyva
FOTO / Luis Carlos Palacios Leyva

Granma celebra el Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono, este 16 de septiembre, libre de bromuro de metilo y otras sustancias agotadoras del ozono.

El Bromuro de metilo es un gas incoloro e inflamable que se incluye en la lista negra de sustancias reductoras del ozono estratosférico, por tal motivo, el Protocolo de Montreal restringió su uso internacionalmente.

Actualmente, la sur oriental provincia cubana de Granma ya no emplea esta sustancia química. Sobre cómo su uso se fue descontinuando en etapas al punto de eliminarse, comenta Esteban Martínez Figueredo, jefe de protección de planta en la dirección provincial de Sanidad vegetal.

“El bromuro de metilo era usado como insecticida y nematocida con efecto fungicida, acaricida, rodenticida y herbicida. Se utilizó sobre todo entre las décadas de 1980 y 1990 para fumigar suelos, controlar insectos, parásitos, hongos y malezas, sobre todo en semilleros de tabaco. También como fumigante de productos almacenados.

“Debido a sus efectos negativos sobre el medio ambiente, a partir de 1990 Cuba empezó a disminuir el uso de este producto tóxico; ya para 1996, a raíz de la prohibición del Bromuro de Metilo en el Protocolo de Montreal, fue sustituido por el Agrocelhone, también de acción fungicida, nematicida y bactericida”, explica Martínez Figueredo.

Otro plaguicida usado para combatir parásitos es el Ebernet, que aunque tiene un menor impacto sobre el entorno, también ya está siendo erradicado.

Cuba, suprimió además el empleo de Compuestos Orgánicos Persistentes (COP) como el Aldrín, Drin y DDT, que contienen clorinados dañinos a la capa de ozono, al ecosistema terrestre, acuático y la salud humana.

BUENAS PRÁCTICAS
“La desaparición del bromuro de metilo en la industria de germoplasma vegetal resultó en cambios de las prácticas culturales asociadas a las tareas mecánicas de suelo y la rotulación, y se han utilizado otras alternativas naturales como macerados de Nim, para controlar plagas” refirió Martínez Figueredo.

Sanidad Vegetal, entidad encargada del control de plagas y enfermedades de la agricultura y en almacenes, ha fomentado la creación de medios biológicos que sustituyen productos químicos que atentan contra el entorno.

Esteban Martínez Figueredo / FOTO. Anaisis Hidalgo
Esteban Martínez Figueredo / FOTO. Anaisis Hidalgo

“En tal sentido, potencia la producción de medios biológicos a partir de entomopatógenos (hongos que parasitan diferentes artrópodos) para combatir bacterias, hongos y plagas. También promueve el empleo de entomófonos (instrumento de sonido hecho con insectos).
“Estos medios biológicos se producen en los Centros de Reproducción de Entomófagos y Entomopatógenos (CREE) para combatir las diferentes plagas de cultivos agrícolas”, acotó Martínez Figueredo.

El Tricoderma, un antagónico natural de dañinos hongos presentes en los suelos, es usado con éxito por productores de arroz.

En el grupo de los entomopatógenos que preparan bajo estrictas normas sanitarias está, entre otros, el Bacilo Thuringiensis, enemigo mortal de las larvas de lepidópteros (mariposas).

La reproducción de entomófagos (insectos que devoran o parasitan otros insectos) brinda variedades como el Tetratichus, destructor de los gusanos que se alimentan de la mazorca del maíz y las hojas de la col; o la Trichogramma, una avispita que liberada en los campos de yuca aniquila a las primaveras, orugas grandes y gruesas que desfolian el cultivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .