Por un verano saludable

Share Button
Por María Valerino San Pedro | 4 agosto, 2015 |
0

Ya estamos en pleno verano, y para comentarnos cómo el sector de la Salud se prepara en esta temporada, conversamos con la Máster en Ciencias y doctora Haydeé María Sánchez Naranjo, directora del Centro provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología en Granma, en el oriente cubano:

“Las condiciones ambientales propias de esta etapa constituyen condicionantes para el incremento de riesgos y la transmisión de algunas enfermedades, por ejemplo, las altas temperaturas, el período de lluvia y la sequía que nos afecta, el aumento del movimiento e intercambio poblacional y la mayor afluencia de personas a lugares de recreación y esparcimiento.

“Es también propicio el alza en la focalidad del mosquito Aedes aegypti y superior el riesgo para la transmisión del dengue, relacionado con las condiciones medioambientales y climatológicas que favorecen la reproducción y supervivencia del vector.

“A eso se suma la situación en el contexto internacional y de la región del Caribe, donde predomina un incremento de las enfermedades emergentes y reemergentes, algunas transmitidas por vectores. Adoptar medidas preventivas es lo más efectivo para evitar una epidemia en la provincia”, añade.

Sánchez Naranjo afirma que es esencial durante estos meses acrecentar la labor de promoción de salud, prevención y control de enfermedades, cumplir las reglas y regulaciones para proteger a la población, enfatizando en los aspectos de autocuidado y autorresponsabilidad.

“Corresponde al sector la asesoría técnica, integrado a los planes de los gobiernos locales y estrechamente vinculado a la comunidad, los diferentes organismos y organizaciones, en la ejecución de intervenciones integrales en los consejos populares, escuelas, centros de trabajo, con énfasis en los de elaboración de alimentos, turísticos y recreativos, entre otros, expresa.

“Se reforzará en las indicaciones y las legislaciones para la supervisión y control de las condiciones higiénico-sanitarias en locales destinados al plan vacacional, el control de riesgos potenciales de accidentes y de residuales sólidos, monitoreo de la calidad del agua y la vigilancia de la inocuidad de los alimentos, tanto en el sector estatal como privado”.

La doctora señala como prioridades las medidas preventivas relacionadas con lo anterior, consumo irresponsable de alcohol, y evitar la conjuntivitis hemorrágica, leptospirosis, dengue y chikungunya, (enfermedad por virus Zica), y de transmisión digestiva, cólera e infecciones de transmisión sexual, incluyendo el VIH/sida.

“La provincia tiene una situación higiénico- epidemiológica más favorable que en años anteriores, sin eventos epidémicos, lo cual no puede ser motivo de confianza, no obstante el incremento en las últimas semanas de las atenciones por diarrea, y la presencia del Aedes aegypti en Bayamo, Río Cauto, Jiguaní, Manzanillo y Guisa, e índices de infestación del vector en Bayamo, que constituyen riesgos importantes para la transmisión del dengue”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .