Potencian estrategias de siembras agrícolas en Granma

Share Button
Por Juan Farrell Villa | 2 febrero, 2018 |
1
FOTO Rafael Martínez Arias

Los agricultores granmenses dirigen sus estrategias a extender los períodos de siembras agrícolas para garantizar volúmenes de productos de alimentos aún fuera de época.

La alternativa es una de las respuestas que dan, ante las severas afectaciones provocadas por las lluvias invernales en los dos meses últimos, y que dañaron semilleros y plantaciones en la campaña de frío.

Alexander Rojas Pérez, delegado provincial del Ministerio de la Agricultura, precisó que trabajan para cumplir el programa de más de 35 mil hectáreas a plantar en los cultivos varios al cierre de febrero.

“No nos vamos a rendir y seguiremos sembrando frijoles, hortalizas, en particular tomate, y tabaco con el propósito de recuperarnos de esta situación, puntualizó.

Rojas Pérez dijo que se están buscando variedades de frijoles, de arroz y otros cultivos resistentes a la humedad y aceptables rendimientos agrícolas por hectárea, además de intensificar las labores de acopio, drenaje y atenciones culturales.

Informó que continuarán en marzo con siembras adelantadas de primavera de otras hortalizas que ayuden a suplir el déficit de alimentos como las habichuelas, remolachas y quimbombó, entre otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Saludos Farrel, es importante que le sigas la pista a la producción de alimentos tan necesarios a todos pero lo más importante es que no sigamos hablando de planes que después se detyerioran con el paso de los días y los meses, es hora de hablar de cosechas que es lo que va al plato, cuando en los análisis seguimos siendo triunfalistas entonces al final nos damos cuenta de que las placitas y mercados están vacíos y que los incontrolados carretillero venden con precios de otra galaxia, no ajustados alñ bolsillo del granmense común, que también necesitra comer,siempre estamos edncontrados con el tiempo, si hay sequía es malo y si llueve también, un día le oí decir a un sabio campesino, de esos quie si producen de verdad que la lluvia nunca hacía daño, que lo malo es que no haya agua porque entonces si no hay comida. Esperemos que esos planes que se hacen hoy por la delegación de la agricultura no sean iguales que los del artículo anterior en que se habla de más del 100 por ciento de cumplimiento y los mercados vacíos, o sera planes para una ínfima parte de la población granmense y consecuentemente menos oferta que demanda. Hace unos añitos atrás en Granma se podía comer la vianda que uno quisiera y el cambio climático ya estaba, había menos maquinaria y menos insumos, realmente la cuenta no da.