Que predomine la vergüenza y el compromiso de los azucareros

Share Button
Por Juan Farrell Villa | 19 agosto, 2020 |
8
FOTO/ Rafael Martínez Arias

Quizá como nunca antes, los trabajadores del sector azucarero  han tenido que enfrentar los más tensos planes económicos con particular esfuerzo para dar respuesta  a los apremios provocados  por la pandemia de la COVID-19  y el recrudecido bloqueo estadounidense.

La siembra de caña, los preparativos  de la venidera zafra y la producción  de alimentos agropecuarios y derivados imponen desafíos  de la que mucho dependerá el cumplimiento de los compromisos con la máxima  dirección del gobierno  cubano.

Reparar  con tiempo y calidad  los tres centrales, el Enidio Díaz, Arquimides Colina y Roberto Ramírez, los que molerán en la campaña 2020-2021, crecer en las plantaciones cañeras y producir otros alimentos cumpliendo con la fabricación de crudo y refino exige de un minucioso  rigor en la que tengan en cuenta el uso optimo de los recursos disponibles.

Buscar soluciones  con lo que existe en cada área y certificar cualitativamente lo realizado garantizará  el propósito de hacer una cosecha eficiente y dejar atrás los incumplimientos que han  signados el desarrollo de la zafra  durante los últimos años.

La Empresa  azucarera Granma cuenta con la fuerza técnica y de mayor experiencia  que va aportar mediante el movimiento de innovadores y racionalizadores  una  actuación inteligente y unida, convocados  por el sindicato y la asociación del ramo, la cual decide con sus ideas en la adopción de alternativas que suplan en lo posible las limitaciones y carencias  de materiales.

Se impone en cada colectivo fabril  y agrícola  la evaluación  puntual y crítica ante las insuficiencias y desaciertos como  el alto tiempo perdido industrial por roturas y llegada tardía de la materia prima en la contienda anterior, lo cual  redundó en menos azúcar.

Molidas estables desde la arracada y sentido de pertenencia  serán la brújula que  los guiará y  de lo que  hagan  en el actual calendario hasta noviembre, cuando  iniciará la próxima  cosecha dependerá el mejor resultado.

Más  urge qué predominen, ahora y siempre, la disciplina laboral y  tecnológica, vergüenza  y compromiso entre los  hombres y mujeres  azucareros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Los trabajadores de ZETI en cada ingenio brindamos nuestro servicio y cumplimos los compromisos trazados con la dirección de AZCUBA y el país. Asumimos grandes obras a pesar de las dificultades trabajamos buscando la eficiencia en el trabajo.

  2. Los presupuestos que enfrentamos cada etapa son cada día mas escasos, pero a pesar de las dificultades seguimos trabajando, dando nuestro aporte a la economía del país.

  3. Molidas estables desde la arracada y sentido de pertenencia serán la brújula que nos guiará, ahora y siempre, la disciplina laboral y tecnológica y el compromiso entre los hombres y mujeres azucareros.